Macri: sigue en la luna de miel

813
0
Compartir
Mauricio Macri. Argentinos esperan repunte económico en 2016.

Mauricio Macri. Argentinos esperan repunte económico en 2016.

LA ESPERANZA NO HA MUERTO AUNQUE LAS MEDIDAS DRÁSTICAS DEL PRESIDENTE Y EL CONTEXTO INTERNACIONAL NO ES PROMETEDOR

Rodrigo Vallejos*

Hasta el momento, la mitad de los argentinos ve a la presidencia de Mauricio Macri con buenos ojos. Es como si la luna de miel de los primeros meses se resistiese a partir. Las esperanzas por un porvenir mejor superan el espanto de las medidas económicas antipopulares que se han tomado.

Así, y aún con un aumento que llega hasta un 500% en las tarifas de luz, gas, agua y trasporte público y con una inflación anual pronosticada por el propio gobierno en un 42% -17 puntos arriba de lo que habían calculado inicialmente para el 2016-, hay quienes creen aún que el esperado segundo semestre llegará iluminado a dar un respiro.

El marco internacional no se ve favorable: con acontecimientos tales como el “Brexit”, la crisis política brasilera, entre otros, se verá retardada la entrada de inversiones extranjeras que se esperan para paliar la rescisión económica.

En este contexto, prestigiosas consultoras registran a Macri con niveles de aprobación sorpresivamente altos a seis meses de su asunción.

Las últimas encuestas dieron como resultado que el apoyo a la gestión del gobierno alcanza el 60%, mientras que la imagen del presidente en un 50%.

Consultoras como Isonomia dieron un 58% de apoyo y un 63% de imagen; Managment & Fit 44% de apoyo.

Señalan que tras el balotage, Macri había alcanzado un pico de popularidad del 64%, que ahora se redujo a los niveles indicados.

Así, si bien existe un leve descenso de su imagen, no deja de ser una novedad que la sociedad acompañe con estos números favorables a pesar de que, en un breve periodo de tiempo haya tomo medidas como las tomadas, que pueden representar un gran costo político.

¿A qué se debe la respuesta favorable de los argentinos? Al gran trabajo comunicacional realizado por el equipo de Macri, que centró sus esfuerzos en obtener la confianza del electorado, comunicando que las medidas de ajuste fueron tomadas como consecuencia necesaria de la herencia recibida de la gestión anterior. Acompañó a esta situación el destape de presuntos casos de corrupción cometidos por ex funcionarios del gobierno anterior.

Sin embargo, y a pesar de que los números pueden resultar favorables para un gobierno que tuvo que realizar un ajuste drástico, no deja de ser una preocupación el desarrollo de los próximos 6 meses, donde de no verse mejoras se verá afectado el caudal de su imagen y peligrará su escenario político de cara a las elecciones legislativas del año próximo.

¿Más de 4 años?

El presidente argentino Mauricio Macri asumió el cargo el 10 de diciembre de 2015. Es un rico empresario identificado con la política de derecha. Su gabinete está integrado por ex directivos de multinacionales. Con un gabinete de estas características era de esperar decretos unilaterales en la administración macrista.

Sus primeras medidas han generado rechazo en los sectores populares de su país; en este ambiente, simpatizantes del kirchnerismo ven una oportunidad para recuperar el poder, sin embargo, Macri no piensa así.

Sus aspiraciones son permanecer en la silla presidencial por más de cuatro años.

La Cámara de diputados argentina se compone de 257 escaños, de los cuales el Frente Para la Victoria (FPV) –alianza electoral kirchnerista- obtuvo 107; Cambiemos –afín a Macri- 90; UNA 31; Progresistas 6; Izquierda 4. Los restantes están divididos entre varias organizaciones menores.

Esto presenta un panorama complejo para Macri: el kirchnerismo podrá, por lo menos, proponer leyes y su aprobación dependerá de las alianzas con las organizaciones minoritarias.

En cuanto al Senado argentino, FPV cuenta con una amplia mayoría con 45 senadores, mientras Cambiemos 16; el Partido Justicialista 6; Progresistas 1 y el resto se divide entre partidos minoritarios.

A seis meses de gestión del presidente Macri en Argentina, se presentan alzas de tarifas casi del 500 por ciento en servicios básicos, una fuerte caída en la producción y el consumo, y más de 140 mil despidos.

* Político y abogado argentino. Estudiante de la Maestría en Comunicación Política y Gobernanza Estratégica por la George Washington University.

 

EtiquetaArgentina
Compartir

Dejar un comentario