¿Friegan y friegan con La Minerva?

4571
0
Compartir
Asignan 8 mdp sin tener proyecto ni cuantificar daños.

Asignan 8 mdp sin tener proyecto ni cuantificar daños.

CIUDADANOS SEÑALAN IRREGULARIDADES EN RESTAURACIÓN: PIDEN LICITACIÓN PÚBLICA Y QUE SE CONOZCAN LOS DAÑOS ANTES DE ASIGNAR EL DINERO

El proceso que el Ayuntamiento tapatío hace para que se restaure La Minerva presenta irregularidades, han señalado algunos ciudadanos y regidores de oposición, quienes al buscar cuidar el proceso de restauración y licitación, esperan que el Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, no repita que “están friegue y friegue”, como lo hizo contra los medios que le cuestionaron una y otra vez una contratación directa por 15 millones de pesos para las empresas que le manejan las redes sociales.

A principios de junio, el Gobierno tapatío dio a conocer que se quitaría por cuatro meses de su lugar a La Minerva, para que reciba mantenimiento, ya que tenía fisuras en la estructura.

Enrique Alfaro explicó que la intervención en el emblemático monumento era de carácter “urgente”, pues las administraciones pasadas ya habían sido negligentes en su mantenimiento. Entonces se acudió a la restauradora Karla Alicia Jáuregui para que sea la encargada de llevar a cabo estos trabajos. Se mencionó que desde el gobierno de Ramiro Hernández se había presentado un estudio en el que se indicaba el desgaste.

La restauración incluiría la construcción de una caja de seguridad para trasladar el monumento al Centro de la Amistad Internacional, ya que trabajar en la fuente podría ser peligroso tanto para quienes la intervengan como para la misma Minerva.  También se repararía la base de la escultura y se haría la soldadura de grietas. Sin embargo, la totalidad de los daños se conocería una vez que se quite la escultura.

Para estos trabajos, se anunció un gasto de 8 millones de pesos. En la sesión del 29 de junio de la Comisión de Adjudicación de Obra Pública, se asignaron de manera directa estos recursos.

Los trabajos de restauración comenzarían el 1 de julio. Un día antes, la regidora priista del Ayuntamiento tapatío, Ángeles Arredondo, evidenció que no se tenía un proyecto ejecutivo sobre la restauración de la escultura, el cual era necesario para que la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado emitiera un dictamen técnico.

“No se ha entregado en físico el documento, todo ha sido en palabras y eso no basta para poder saber si realmente hay la certeza de que la obra tendrá  éxito”, sostuvo.

Hizo un llamado a que no comience la obra de remodelación hasta que no se tenga una mesa de trabajo con especialistas en el tema y el proyecto técnico.

En defensa del proceso para restaurar La Minerva, salió ante medios de comunicación el jefe de Gabinete, Hugo Luna. Reconoció que no se tenía un proyecto ejecutivo. Lo que se tiene es el visto bueno de la Secretaría de Cultura para que comiencen los análisis para generar una propuesta de intervención, es decir, el proyecto ejecutivo, que deberá enviarse nuevamente a esta dependencia para que emita el dictamen técnico.

De forma independiente, Ricardo Alvirde Sucilla, quien forma parte de la Sociedad Histórica, Cultural y Patrimonial de Guadalajara,  señaló que  hay muchas interrogantes respecto a este tema que el Gobierno de Alfaro no ha respondido.

El 9 de junio envió un oficio en el que solicitaba, junto con más ciudadanos, que el Ayuntamiento respondiera sobre qué estudios técnicos se tenían para determinar el daño del monumento. La respuesta la obtuvieron hasta el 27 de junio: fueron 7 páginas en las que se trataba el tema de La Minerva, pero no se le dio a conocer ningún dato sobre el estudio solicitado.

Lo que preocupa es que se tenga una adjudicación directa de 8 millones cuando todavía no se conocen los daños en la estructura ni se tiene un proyecto ejecutivo que dé a conocer cuántos recursos se necesitarían para su restauración. Además, dicho proyecto debe socializarse y mostrarse a la sociedad antes de llevarse a cabo.

Sostiene que los reglamentos de Adquisiciones y de Obras Públicas tienen límites para adjudicación directa y los 8 millones están por encima de ello.

Alvirde Sucilla pide que se respeten los reglamentos y se tenga una licitación pública una vez que se tenga el proyecto ejecutivo.

Ricardo

Ricardo Alvirde Sucilla.

“Nuestra postura es que el Ayuntamiento esté obligado a cumplir y hacer cumplir los reglamentos que ahí mismo se establecen tanto para sus propias dependencias como para los ciudadanos en general. En este caso encontramos nosotros irregularidades en los reglamentos de Adquisiciones y en los de Obras Públicas; están brindando 8 millones de pesos, lo cual excede el monto que autoriza para una adjudicación directa”.

La irregularidad, explica, es que no hay ningún proyecto ejecutivo que avale el presupuesto de 8 millones de pesos que se quieren destinar a La Minerva.

Solicita también que haya un dictamen hecho por profesionales y que se lance una convocatoria para que los especialistas en restauración puedan debatir y presentar sus opiniones técnicas.

Alvirde Sucilla relata que él no se opone a la restauración de La Minerva, pues toda escultura expuesta a la intemperie y con años de antigüedad requiere un mantenimiento. A lo que se opone es a la “asignación discrecional de recursos”, al procedimiento que hace el Ayuntamiento.

“A mí me queda claro que el presidente Alfaro ha sido mal informado en muchos aspectos alrededor de este monumento. A lo mejor él desconoce los procedimientos que la ley del gobierno que encabeza establece. Necesitamos, antes que nada, que personal del ayuntamiento se apegue a los reglamentos”, explica.

Debido a que el cuidar de La Minerva requiere seriedad y respeto, podría  interponer un amparo ante la justicia federal de continuarse con el gasto de 8 millones de pesos sin tener el estudio técnico. Este amparo sería respaldado por los mismos ciudadanos que solicitaron la información del proyecto de restauración

El gobierno municipal tiene todo listo para remodelar a quien custodia esta leal ciudad: la restauradora, el lugar y los recursos públicos. Tiene todo, excepto un proyecto ejecutivo.

Compartir

Dejar un comentario