EPN: contraste con empresarios y maestros

885
0
Compartir

Ruben MartinUno de los pilares ideológicos del sistema liberal es la creencia de que todos los ciudadanos son iguales ante la ley y las instituciones. Como otras tantas sentencias que pretenden justificar el sistema de dominación liberal, esta es una falacia. Dos conflictos sociales y políticos recientes en el país lo confirman de un modo claro y contundente.

Primer conflicto: El magisterio disidente tiene tres años reclamando un diálogo con el gobierno federal para plantear sus objeciones a la reforma educativa impulsada por la administración del presidente Enrique Peña Nieto: apenas fueron recibidos el 21 de junio por la Secretaría de Gobernación tras cinco semanas de paro magisterial en varias entidades del país y tras el repudio social a la represión de la policía y la gendarmería federal en contra de pobladores y maestros en Nochixtlán, Oaxaca el 19 de junio que dejó un saldo de nueve muertos, más de cien heridos y 23 detenidos (liberados luego de probarse su inocencia).

Segundo conflicto: luego de una demora de más de tres años, Peña Nieto envió al Congreso de la Unión el paquete legislativo para crear el Sistema Nacional Anticorrupción, conocido en medios como Ley 3 de 3; de último momento, los legisladores incluyeron en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas la obligación a los particulares que estableciera contratos con el gobierno, a presentar sus tres declaraciones: patrimonial, fiscal y de intereses. La medida irritó al sector empresarial mexicano. Dicha ley fue aprobada el 15 de junio; seis días después, el martes 21 de junio, el presidente Peña Nieto recibió en Los Pinos a varios representantes de las cúpulas empresariales por más de tres horas. Al salir de dicho encuentro, Juan Pablo Castañón, coordinador del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), anticipó que Peña Nieto vetaría el artículo que les incomodaba. Y así fue. 48 horas después de la reunión, el jueves 23 de junio, el consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos, anunció que el presidente vetaría la Ley 3 de 3 en los artículos que incomodaban a los empresarios.

El contraste en el trato al magisterio disidente y a las cúpulas empresariales no puede ser más claro. Al magisterio disidente, conformado por cientos de miles de trabajadores de la educación que legítimamente se han inconformado por un conjunto de leyes que sienten que afectará su presente laboral y su posterior jubilación y que además implica un debate sobre el tema esencial de la calidad de la educación, el presidente no se ha tomado la molestia de atenderlos, abrir las puertas de Los Pinos y recibirlos, así sea para escuchar sus argumentos.

Pero bastó menos de una semana de aprobada la ley llamada anticorrupción (que no será más que una simulación más de la clase política) con la que las cúpulas empresariales se sintieron incómodas, para que Peña Nieto decidiera abrir su agenda y su oficina para escuchar a los dirigentes empresariales. No sólo los escuchó, sino que aceptó sus argumentos y lo motivó a vetar la ley en los puntos que le pedían los representantes de la clase patronal.

Estos ejemplos muestran el doble rasero del gobierno de Peña Nieto: atención y obediencia para las cúpulas empresariales, en tanto que al magisterio disidente se le ignoró y se le reprimió.

En realidad este doble rasero no debería sorprendernos. Muestra con nitidez cómo y para quien funciona el Estado mexicano: no es un aparato de leyes e instituciones que ofrezca trato igual a todos los ciudadanos y todas sus clases. No, es un aparato al servicio de los poderosos y de la dominación.

Al igual que el cuento del rey desnudo, la mayoría de los mexicanos ya no se tragan el cuento del gobierno que trata por igual a sus ciudadanos, ya sabe que sirve a los intereses de unos pocos mientras desprecia e ignora a la mayoría, como al magisterio disidente al que reprime y asesina por defender sus justos derechos. Esta injusticia palpable es uno de las razones que explican el hartazgo y la creciente insubordinación de la sociedad mexicana.

EtiquetaRuben
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox