¿Nos callamos, gobernador?

923
1
Compartir

Jonas-05Como respuesta a la indignación nacional por la jugada de senadores y diputados, que aprobaron en el Sistema Nacional Anticorrupción una Ley 3 de 3 que prohíbe hacer públicas las fortunas y relaciones de los políticos porque es “información reservada”, el Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, lanzó una ofensiva mediática para asegurar que en este Estado sí se aprobará la transparencia total. Ése es su discurso, pero sus hechos indican exactamente lo contrario: el apoyo a la corrupción.

¿Cómo es eso? La explicación es clara, tanto que el propio mandatario lo hizo público.

Aunque en condiciones normales esto sería increíble, en el descompuesto sistema político que atenaza al país, resulta hasta anecdótico: el gobernador Sandoval Díaz ordenó al Fiscal General, Eduardo Almaguer Ramírez y a los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, “dejar de enfrentarse” para “no desgastar las instituciones”.

Vamos a los antecedentes. En un período que abarca la primera quincena del mes de junio de 2016, fueron liberados tres inculpados por el múltiple homicidio (26 personas) de noviembre de 2011, que culminó con tres vehículos abandonados bajo los Arcos del Milenio, repletos de cadáveres. Al conocerse esta determinación judicial de la Sexta Sala de lo Penal del Supremo Tribunal, el fiscal Almaguer exigió que magistrados, jueces y secretarios sean obligados a aplicar exámenes de control de confianza.

Sin decirlo abiertamente, estaba acusando de corrupción a los magistrados Celso Rodríguez González, Manuel Higinio Ramiro Ramos y Esteban de la Asunción Robles Chávez. Y por si su enojo fuera insuficiente, anunció que presentaría denuncia penal contra los tres.

El hecho es histórico en Jalisco, donde como en el resto del país, se reúnen pruebas cotidianas de impunidad y corrupción: el principal responsable de la Fiscalía General (un modelo creado específicamente para mejorar el combate a la criminalidad) acusó abiertamente a tres magistrados del máximo órgano judicial del Estado. Lo que se rumora en todas partes, que los criminales pactan con el aparato judicial (y lo corrompen) para ser liberados o tratados con menos rigor del que contemplan las leyes, lo cristalizó el fiscal Almaguer Ramírez.

Por primera vez, y en el nivel más alto, parecía que habría actos de justicia e independencia real entre autoridades.

¿Qué hizo el gobernador de Jalisco ante esta ocasión histórica? Ordenó, ¡en entrevista ante los medios de comunicación!, que la Fiscalía y el Supremo Tribunal callaran. Que dejaran la confrontación… Aristóteles Sandoval utilizó el poder de su investidura para imponer el esquema que, se supone, debe eliminar el Sistema Nacional Anticorrupción: el “arreglo” en privado, la complicidad, el acuerdo en las sombras, fuera del conocimiento de la ciudadanía. Es la democracia y la legalidad al estilo de siempre, el estilo mexicano que alimenta la corrupción.

Importantísimo aclarar: no puede afirmarse que los reos liberados sean culpables de la matanza del año 2011, no puede sostenerse que los tres magistrados hayan sido comprados, ni tampoco es posible darle la razón, a priori, al fiscal Eduardo Almaguer.

Pero en un Estado de Derecho es imposible admitir que una controversia que debe estar en tribunales, se arregle en la privacidad de una oficina y  bajo el mando político de un gobernante.

El gobernador argumentó que el enfrentamiento entre fiscal y magistrados daña a las instituciones. Su orden y la evidencia de que él, y sólo él, decidirá qué debe hacerse, elimina a las instituciones.

Si los magistrados se corrompieron, deben ser destituidos y juzgados. Si el fiscal los acusa falsamente, debe ser destituido y juzgado.

¿En serio, gobernador, que se calle el fiscal?

Compartir

1 comment

  1. Alfred 23 junio, 2016 at 19:42 Reply

    Me imagino que sus bastos ajustes políticos por desobediencia política entre ex gobernantes y ex colaboradores de ex gobernantes tiene en pleno idilio de pleito a quienes posen el poder y lo ostentan y a quienes se les fue el poder y negocian como ajedrez a sus colaboradores este si cae este se perfila cuídalo y a este yo te lo entrego

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox