¿Yerena hasta el 2022?

2899
0
Compartir

Bruno Lopez-02-02El Secretario General de la CTM, Carlos Humberto Aceves del Olmo, tomó protesta el pasado fin de semana a Rafael Yerena como Secretario General de la Federación de Trabajadores de Jalisco (FTJ), para un periodo que termina en el 2022.

En un evento protocolario a donde asistieron el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval; el Secretario de Movilidad, Servando Sepúlveda; el Fiscal General, Eduardo Almaguer y el presidente estatal del PRI, José Socorro Velázquez, Aceves del Olmo pidió el apoyo de los agremiados para Yerena y para asuntos varios.

Pero más allá del acto protocolario y las notas periodísticas de registro, ¿cuál es el ambiente que se vive al interior de la debilitada CTM Jalisco?

Parece que en Jalisco no se ha logrado advertir el cambio que se está gestando tras la muerte del ex líder nacional Joaquín Gamboa Pascoe. A la muerte de Gamboa Pascoe se consolida al seno de la más importante central obrera del País, la CTM, Carlos Aceves del Olmo, quien tiene el poder que ya venía ejerciendo desde tiempo atrás.

Aceves de Olmo tenía muchos años como el número tres de la CTM, luego el número dos, y a partir del declive de salud de Joaquín Gamboa Pascoe, que fue siempre el que dio la cara, Aceves del Olmo se convirtió en el principal operador. Al ser el operador del parlamentarismo cetemista federal durante los últimos diez años, ahora se consolida con su llegada formal a la dirigencia del sindicato.

Carlos Aceves es un dirigente sólido. Tiene 75 años de edad. Edad madura para un personaje que ya ha sido muchas veces senador, diputado, y que por ciertas formas habían dejado pendiente meterle mano a Jalisco.

Los trabajos formales que realizó Carlos Aceves en Jalisco el fin de semana también tienen como fondo a una especie de cumbre para revisar la situación obrero-patronal de Jalisco. El tema de la CTM no tiene solamente que ver con un partido, el PRI, tiene que ver con la estabilidad de la relación obrero-patronal, que es importante para cualquier entidad.

Esta relación no es la mejor. De las plantas que han venido a Jalisco sólo queda Honda. Muchas que no han llegado se han ido a Aguascalientes, Guanajuato y otras entidades. En este contexto, no puede dejarse de lado la cohesión del movimiento obrero, y parece que en Jalisco no hay una sinergia.

Aceves del Olmo viene a revisar cómo está el Estado en esta materia.

Se sabe que no hay  condiciones para cambiar a Rafael Yerena, por eso se le ratifica.

Pero ya empieza a gestarse un movimiento para lograr su salida paulatina, aterciopelada, de la central obrera. Yerene está enfermo, ha estado hospitalizado, para nadie es un secreto que hace tiempo dejó en otras manos la dirección de la CTM. Aceves del Olmo empezará a revisar cómo, utilizando a Yerena, reeligiéndolo, se empiece a dar un cambio de timón.

La decisión que tomó Aceves del Olmo fue inteligente: reelige a Yerena, a sabiendas de su salud precaria y del poco tiempo que le dedica la CTM, para no generar caos. Pero otros líderes se acercaron a quejarse del estado que guarda la central obrera en Jalisco, y recibieron la promesa que vienen cambios estructurales, van a ubicar a personajes estratégicos en espacios de operación.

En este contexto, no hay que perder de vista al personaje con más cercanía a Aceves del Olmo en Jalisco, Mario Macías Robles, delegado de INFONAVIT, líder de varios sindicatos y que podría ser, a mediano plazo –orientado y apoyado por Aceves del Olmo-, quien podría dignificar al movimiento obrero en Jalisco.

Aceves del Olmo quiere cambios. Es un personaje muy fuerte en la política de México: tiene relación directa con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto; con Manlio Fabio Beltrones, presidente nacional del PRI y ahora un acercamiento importante con el Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval.

Aceves del Olmo va por una recomposición, lenta quizá, pero enfocada al 2018. Lo que es un hecho es que Yerena seguirá figurando a la cabeza de la CTM como antes figuraba Gamboa Pascoe, quien realmente no operaba. La intención de Aceves del Olmo es reimpulsar a Jalisco productivamente a través de un nuevo enfoque: fortalecer las secciones estatales de sindicatos nacionales y enviar delegados fuertes de las ramas de los sindicatos nacionales que hay en Jalisco para tener un doble impulso.

El proyecto de renovación real de la CTM, más allá de las formalidades del puesto de Yerena, es retomar su papel como un factor de poder real, buscar los espacios de elección popular que antes les eran concedidos por su trabajo y su aporte real a la movilización; recuperar las dos posiciones fuertes que tenía en la cámara federal y en la local; ayudar a poner orden entre sus agremiados de El Salto, de Ciudad Guzmán, ayudar a que de alguna forma se airee el tema de la costa.

Yerena ya no está para eso. Y Aceves del Olmo lo sabe…

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox