CIDH, en crisis financiera y sin apoyo de países latinoamericanos

486
0
Compartir

interamericanaEL PAÍS TODAVÍA ESTÁ AGITADO EN TORNO A LA RESPUESTA DEL GOBIERNO SOBRE LOS DESAPARECIDOS DE AYOTZINAPA

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), institución protectora de los derechos humanos del continente, padece la peor crisis financiera de su historia; de momento no se aprecia que los países latinoamericanos quieran salir en su rescate, entre ellos México, cuyo gobierno ha salido raspado tras la postura de la CIDH frente al asunto Ayotzinapa. Vale apuntar que el sistema interamericano siempre ha molestado a los gobiernos.

Los últimos años, los líderes de izquierda le declararon la guerra. Desde hace varios meses era un secreto a voces. El sistema interamericano de Derechos Humanos estaba perdiendo el aliento. Los abogados que trabajan allí lo veían venir pues cada vez tenían mayor cumulo de asuntos y eran menos en número. La mayoría se había trasladado a Washington, para ser parte de lo que es considerado el comando elite para defender a los desprotegidos del continente. Pero desde hace tiempo había comenzado a crecer el número de integrantes que  buscaban cómo regresar a sus países de origen.

La mala noticia se hizo pública el fin de semana pasado. El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, James Cavallaro, lanzó un grito de auxilio: la crisis financiera del organismo había tocado fondo. El hecho de que esta institución, quizá la organización más temida y admirada de América Latina, saliera a pedir ayuda conmocionó a la región. Desde los más humildes hasta los más poderosos tenían en ese organismo su última esperanza. Nada más este año recurrieron a la CIDH desde el ex presidente colombiano Álvaro Uribe hasta los empresarios venezolanos preocupados por la crisis social, económica y financiera del país, y los familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa. Las palabras de Cavallaro cimbraron. En una sentida carta que se volvió viral describió con cruda sinceridad lo que está sucediendo: “Escribo con profunda tristeza, frustración e indignación… Tenemos las arcas absolutamente vacías”.

El jurista anunció que si ningún Estado miembro se mete la mano al bolsillo, para el segundo semestre tendrán que despedir al 40 por ciento de su personal, cancelar sus visitas a países y reprogramar muchas audiencias. “Estamos al borde del colapso como nunca antes”, remató. La semana pasada en Washington una escena resumía esa pesadumbre. Mientras tenía lugar el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos OEA, los cerca de 100 funcionarios de ese organismo realizaban una protesta pacífica a las afueras del emblemático edificio. Llevaban una camiseta negra y levantaban carteles blancos con un mismo mensaje: salvemos a la CIDH. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, lleva varias décadas como uno de los grandes titanes del continente. Creada en 1959, desde 1979 funciona en coordinación con la Corte Interamericana como el único sistema de justicia que puede ponerle un freno a los Estados. Ningún otro sistema del mundo ha llegado a combinar tan bien el poder, la influencia y el respeto que genera entre los países miembros con la esperanza, a veces desmedida, que despierta en millones de ciudadanos. La CIDH y la Corte IDH siempre han pisado callos. Al principio muchas de sus investigaciones tenían que ver con las dictaduras de América Latina.

La CIDH sacó a la luz las arbitrariedades de los gobiernos de Augusto Pinochet, Jorge Videla y Anastasio Somoza y siguió excavando aun cuando habían dejado el poder.

Los presidentes latinoamericanos nunca se sintieron cómodos con el sistema. Públicamente han rechazado su intervención en sus países. Nicolás Maduro ha sido el más radical pues en 2013 anunció públicamente que Venezuela renunciaba al sistema interamericano. Se fue con 16 sentencias de la corte en contra que nunca cumplirá. Evo Morales ha dicho que la comisión es “otra base militar de Estados Unidos”. Se molestó particularmente porque un grupo indígena llevó allí el caso de una carretera que atravesaba una reserva natural. Rafael Correa, por su parte, se trenzó en una pelea porque la CIDH le pidió respetar la libertad de expresión, pues los medios de ese país alegaban ser censurados por diferentes vías. Y Brasil amenazó con no pagar la cuota a la OEA cuando le impusieron unas medidas cautelares por la construcción de una represa. Los gobiernos comenzaron a etiquetar a la CIDH como su enemiga, pero al mismo tiempo sus ciudadanos cada vez confiaban más en ella. De 2006 a 2015, las solicitudes aumentaron más del cien por ciento. Siendo México el país con mayor número de solicitudes, seguido por Colombia.

La crisis económica hace que para la CIDH hoy sea prácticamente imposible cumplir esas expectativas. En este momento tienen más de 6,000 peticiones, pero un equipo de 12 abogados para analizarlas y 3 para determinar si otorgan medidas cautelares.  Muchos creen que los propios gobiernos provocan la asfixia económica que atraviesa el sistema. Como a ninguno le interesa que los fiscalice e investigue, no es fácil que alguno saque la chequera. Ese problema no ocurría en el pasado porque el sistema recibía una parte de su presupuesto de la OEA y otro de la comunidad internacional. La crisis de la primera generó ese efecto dominó. Esta semana su secretario, Luis Almagro, anunció que allá también habrá recortes. Por otro lado, los países escandinavos, que antes aportaban grandes sumas, reenfocaron sus esfuerzos ante el dramático problema de los refugiados en el Viejo Continente.

Un dato que evidencia la falta de interés es que los países de América Latina sí financian la Corte Penal Internacional, aun cuando ese organismo no estudia casi ningún caso del continente. Mientras le giran a La Haya 13 millones de dólares al año, a la CIDH entre todos apenas reúnen 200,000 dólares.  La súplica de la CIDH muy seguramente no resolverá el problema del todo, pero ayudará a sobrellevar la crisis. Sin embargo, se anticipa que la comisión sufrirá una de sus mayores transformaciones y que se cambiará el esquema de financiación.

QUIEBRE

Como si no fueran suficientes lo problemas por lo que atraviesa Brasil, ahora uno de los temas que más están dando de qué hablar es el relacionado al virus del Zika y los Juegos Olímpicos, programados a celebrarse en las semanas venideras, volviéndose el asunto un punto de quiebre en el posible incierto futuro de la justa deportiva.

En una carta abierta, más de 150 médicos, científicos e investigadores internacionales alertaron  que los Juegos Olímpicos de Rio, previstos para Agosto, deberían ser trasladados o postergados debido al virus del Zika. Proseguir con la idea de celebrar los juegos en Rio, la segunda ciudad más afectada en Brasil por la crisis del Zika, sería “irresponsable” y “antiético”, argumentaron los especialistas. La advertencia no parece ser en vano, sobre todo cuando se sabe que la cepa brasileña del virus del Zika afecta la salud de formas que la ciencia nunca había visto antes. El Zika puede causar defectos de nacimiento como la microcefalia, que hace que los bebés nazcan con una cabeza y un cerebro inusualmente pequeños. Cerca de 1,300 bebés nacieron en Brasil con malformaciones irreversibles desde que el mosquito vector del dengue, comenzó a transmitir el Zika el año pasado.

Pese a la fuerte propagación del virus en el país carioca, el ministerio de salud de Brasil y el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos no contemplan postergar o cancelar las competiciones de agosto en Río 2016, como pidieron hace unos días los 150 expertos en materia de salubridad por los riesgos que representa el virus. En un comunicado, el ministerio de Salud de Brasil reiteró los argumentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual, el mes de agosto (invierno austral) es la temporada en la que hay menos mosquitos Aedes aegypti, transmisores del Zika, el Dengue y la Chicunguña.

zika

Expertos piden seguir las recomendaciones de la OMS para combatir el del Zika y dengue.

En febrero de este año, la directora general de la OMS, Margaret Chan, declaró en Rio que el público no tenía que preocuparse porque en agosto la cantidad de mosquitos es “mínima”.

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Rio-2016 indicó, por su parte, respetar la posición de los expertos, pero “seguir” las recomendaciones de la OMS, que no ve ningún riesgo, y es que por el momento, anular o cambiar la sede de los Juegos Olímpicos no cambiaría de manera significativa la propagación internacional del virus del Zika.

Los expertos científicos de Brasil, Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Noruega, Filipinas, Sudáfrica, Turquía y Líbano, entre otros, pidieron que los Juegos Olímpicos programados en Brasil sean trasladados o postergados por el temor de la propagación del virus del Zika, y es que a decir de los firmantes, se toma un riesgo innecesario cuando por lo menos unos 500,000 turistas extranjeros, provenientes de todo el mundo, acudan a la justa deportiva y se expongan directamente a la cepa, antes de volver a sus países, donde la infección puede volverse endémica.

La carta de los expertos científicos  recomienda a la OMS “realizar una nueva evaluación basada en evidencia” de la situación en Brasil y de sus recomendaciones a los turistas. Dado la gran inversión financiera en juego, la carta cuestiona si la agencia de salud de la ONU es capaz de emitir una opinión no tendenciosa sobre la situación.

De acuerdo al documento, la entidad mundial puede no estar considerando adecuadamente las opciones, que incluyen mudar los Juegos para un lugar donde no haya zika, o postergarlos hasta que el virus esté bajo control. O cancelarlos.

Al momento existe evidencia científica para asegurar que el virus del Zika puede causar trastornos neurológicos y microcefalia, condición a la que las mujeres embarazadas están mayormente expuestas.

Brasil es el país más castigado en el mundo por el Zika, con cerca de 1.5 millones de personas infectadas desde 2015. Unos sesenta países a nivel global están afectados por el virus, incluido ente ellos México, donde a pesar de que hasta ahora no ha habido una alerta sobre la enfermedad, cada día crecen más los contagios y existe el temor de que con el temporal de lluvias en puerta, pueda multiplicarse de manera exponencial la propagación y convertirse en una epidemia.

Por lo pronto lo que la OMS está haciendo en Brasil es colaborar a través de su instancia regional, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con el Gobierno de Brasil y el comité organizador de los Juegos Olímpicos para contener el riesgo entre los atletas y visitantes.

En tanto, el virus del Zika ha sido detectado en muestras de saliva y orina de dos pacientes portadores del virus en Brasil, siendo este el resultado de pruebas genéticas para identificar el virus en muestras de dos pacientes cuando tenían síntomas y se sabía que tenían Zika. Es la primera vez que el virus ha sido detectado en la saliva y la orina. El virus se consideraba activo, lo que significa que fue capaz de provocar una infección, pero los expertos han dicho que es demasiado pronto para decir si el Zika podía transmitirse a través de esos fluidos, ya que el hecho de que se detectara que el virus tiene capacidad para provocar una infección no es prueba de que pueda contagiar a otras personas a través de esos fluidos. El descubrimiento se suma a la preocupación de que el virus, que es mayormente transmitido por el mosquito Aedis Aegypti, también podría ser contagiado por otros medios, particularmente relaciones sexuales. Los científicos están investigando reportes de principios de esta semana que indicaron que un estadounidense había transmitido el virus a una pareja sexual en Dallas. Por otro lado, ha trascendido que en Brasil se habían confirmado dos casos de transmisión del virus a través de transfusiones de sangre. Por lo anterior, el presidente de la principal institución brasileña de investigaciones médicas dijo que el descubrimiento de virus activos de Zica en la saliva significa que las mujeres embarazadas deben tomar precauciones especiales debido al aparente vínculo entre la infección y ciertos defectos congénitos de los recién nacidos.

QUEBRADOS

Casi 4 meses después de los cruentos sucesos ocurridos el 26 de septiembre de 2014 en Guerrero, en un editorial publicado el jueves 22 de enero de 2015 por el diario británico ‘The Economist’ se expresaron fuertes señalamientos al Presidente Enrique Peña Nieto por la forma torpe como se dejó embaucar por sus colaboradores más íntimos cometiéndose errores de apreciación y de reacción frente a los crímenes perpetrados en Iguala y  ante otros asuntos tildados de burda corrupción, en los que a las acusaciones de latrocinio y abuso de autoridad se contestó de una forma por demás cínica.

Con el título ‘El pantano mexicano’ y una frase demoledora a manera de prefacio que sentenciaba:  ‘Presidente no entiende que no entiende’, el periódico inglés destacó la falta de responsabilidad política de Peña Nieto y su gabinete ante temas como la inseguridad, la fallida licitación de un tren entre la ciudad de México y la de Querétaro y el conflicto de intereses por la compra de casas a contratistas gubernamentales financiadas por los propios beneficiarios de las adjudicaciones de multimillonarias asignaciones de contratos.

Dicho artículo periodístico decía entre otros conceptos: “El intercambio de favores entre contratistas del gobierno, por un lado y el Presidente Enrique Peña Nieto y su Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, por el otro, es inaceptable en una democracia moderna, el propio gobierno ha sido manchado por el escándalo. El país todavía está agitado en torno a la respuesta del gobierno al secuestro de 43 estudiantes en Guerrero, ocurrido en septiembre, y su aparente asesinato.

La investigación del caso parece haberse estancado y la principal respuesta política de Peña a la masacre fue proponer una enmienda constitucional para abolir a nivel nacional las policías municipales, pero El Congreso no la aprueba porque algunas corporaciones municipales están menos podridas que las fuerzas estatales que tomarían su lugar.

Un pleno cumplimiento de las leyes no se puede lograr de la noche a la mañana, pero los críticos creen que Peña Nieto está tratando de eludir la acción más importante para empezar a construirlo: castigar a los corruptos jefes políticos y policiacos que son cómplices del crimen organizado. A ese entorno se añade que el mismo gobierno de Peña Nieto está tocado por el escándalo, pues además de los violentos crímenes en el estado de Guerrero, hay que anexar la reciente vergüenza, ventilada por el medio neoyorquino ‘The Wall Street Journal’, al desnudar que  en 2005 Peña Nieto compró una casa de un constructor beneficiario de multimillonarios contratos de su administración, operación inmobiliaria relativa a la casa de descanso del Presidente mexicano ubicada en Ixtapan de la Sal, en el Estado de México, la entidad que Peña Nieto gobernó antes de contender por la Presidencia de La República, finca le fue adjudicada en circunstancias preferenciales por el empresario Roberto San Román.

Pero además debe observarse la compra de otra casa por parte de Luis Videgaray Caso, personaje de extrema cercanía al Presidente y quién fungió como Secretario de Finanzas del gobierno estatal siendo Peña el Gobernador, a quien sirvió además posteriormente como coordinador de su campaña presidencial antes de asumir como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del equipo de trabajo en la administración federal a cargo de Peña Nieto. La casa de descanso en el pueblo turístico llamado Malinalco, fue financiada por Armando Hinojosa Cantú, propietario del ‘Grupo Higa’, el mismo consorcio que es dueño legal de la gran mansión entregada de Angélica Rivera, esposa de Peña Nieto, en una zona exclusiva del Distrito Federal llamada ‘Las Lomas de Chapultepec’.

Las operaciones inmobiliarias confirmaron el estrecho vínculo entre la administración de Peña Nieto y el ‘Grupo Higa’.

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Pero tanto Peña como Videgaray insisten en que no hicieron nada ilegal, pero pierden de vista el punto relevante: en las democracias modernas, a cuyas listas México aspira incorporarse, los intercambios de favores en los que ambos parecen haber participado con Grupo Higa son vistos como inaceptables.

Y al acercarse comicios locales en 13 estados, 12 de ellos en que se elegirá Gobernador además de la renovación del Congreso Local y las Presidencias municipales, persiste el rechazo mayoritario de la sociedad mexicana hacia Peña y el gobierno federal que él encabeza y ello puede ser factor de varias derrotas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) además de afectarle escándalos de corrupción, impunidad, violencia e incremento de criminalidad, que se combinan con el descrédito de los actuales gobernadores emanados del mismo PRI, parece muy claro que Peña Nieto nunca entendió o no ha querido atender ni entender las errores y escándalos propiciados por él y su gobierno.

Y un ejemplo claro es la torpe y desventurada reacción presidencial en cuanto a los trágicos crímenes ocurridos en Iguala, ya que hubo soslayo y negligencia para actuar con responsabilidad usando la fuerza del Estado Federal en apoyo a los ciudadanos, y a cambio hubo un reacción irresponsable ante los eventos delictivos en el estado de Guerrero, donde existía un gobierno con señalamientos de estar vinculado con la delincuencia organizada, gobierno estatal que junto con mandos y fuerzas de tarea de corporaciones armadas tanto castrenses como policiales federales, están acusados de haber prohijado los ataques a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa dicho día 26 de septiembre cuando en Iguala murieron violentamente 6 personas y desaparecieron forzadamente 43 estudiantes que aún permanecen en calidad de no localizados sin existir certeza sobre su paradero y lo que ocurrió con ellos pues aún no aparecen vivos ni tampoco sus restos.

Peña Nieto accedió a los consejos de su equipo más cercano y se equivocó al haber intentado, erróneamente, encapsular el conflicto en Guerrero donde gobernaba su amigo Ángel Heladio Aguirre Rivero ese tan controvertido político que fue impulsado desde Toluca para llegar a la Gubernatura disfrazado de militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) enfrentándolo a Manuel Añorve Baños el aspirante postulado por Manlio Beltrones y el PRI, propiciando su derrota electoral y pudiendo así imponer a Aguirre permitiéndole gobernar generando y tolerando crimen, violencia, inseguridad y escaso crecimiento del nivel de calidad de vida de los guerrerenses incrementándose pobreza y subdesarrollo además de corrupción e impunidad.

La decisión que Peña asumió al evadir asumir la responsabilidad del gobierno federal para enfrentar la grave problemática provocada en Guerrero previamente al 26 de septiembre y especialmente por los salvajes crímenes cometidos esa fecha, tratando de encajarle la bronca al gobierno local y ‘lavándose las manos’ al no atender ni actuar oportunamente, dibujó claramente al Presidente de La Republica como un mandatario carente de liderazgo, dominado por sus dudas y contradicciones, manipulado insanamente por sus ayudantes más cercanos y poderosos que le produjeron el enorme error de restarle importancia a los lamentable sucesos y lo empujaron hacia un abismo del que no ha podido emerger aún, pues Peña y ‘sus estorbantes’ Miguel Ángel Osorio Chong su Secretario de Gobernación y el entonces Jefe de La Oficina de La Presidencia Aurelio Nuño Mayer, se equivocaron garrafalmente al minimizar que elementos y jefes de las policías municipales de Iguala y Cocula en conjunto con sicarios de un grupo criminal empoderado e inmerso en las decisiones políticas locales habían atacado a decenas de estudiantes de La Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, miopía política que le hizo declarar: ‘que esos hechos eran responsabilidad de los guerrerenses’.

Pero un tremendo error fue no entender que la desaparición forzada de personas, sin importar que fueran normalistas o presuntos criminales, es una crasa violación de derechos humanos fundamentales que puede configurar las circunstancias que se establecen en La Constitución y estamentarse la comisión de un crimen de lesa humanidad.

Al documentarse participación de policías así como el señalamiento con cada vez más sustento claro de la actividad inadecuada de fuerza y mandos militares y de Policía Federal, ha provocado acendrada crítica desde México y proveniente del ámbito internacional y la difusión en la prensa extranjera de cómo actuaron gobiernos y policías en colusión con criminales, destrozo credibilidad y confianza en la estrategia del gobierno federal para aliviar la violencia y reducir el alto índice de actividad criminal poniendo en entredicho el Estado de derecho.

La tormenta está cerca pero no parece que el Presidente Enrique Peña Nieto y su más cercano grupo de colaboradores estén procurando acciones para amainar los efectos negativos que se avecinan con motivo de los resultados poco satisfactorios para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que muy posiblemente ocurrirán en varias entidades federativas del país de las 13 en que habrá elecciones locales el próximo domingo 5 de junio, dado que entre el descrédito del gobierno federal por la falta de resultados en materia de mayor y mejor desarrollo municipal y regional  y la derrota al no haberse logrado amainar la creciente inseguridad, habrá que establecer que salvó un vuelco sorpresivo en la voluntad popular que se registrará en las urnas y se hace patente conforme se decantan resultados de diversas encienda realzadas por empresas de opinión pública que aún tienen cierto prestigio, el escenario no es lo mejor que debiera para Peña y su partido el Revolucionario Institucional, que aunque en algunos lugares existe constancia de trabajo de acercamiento socio político, hay entidades en las que además de los asuntos nacionales los actuales gobernadores han propiciado esto y están literalmente quebrados. Se dice que el PAN puede ganar Veracruz, Puebla, Aguascalientes, Tamaulipas y Tlaxcala además de generar una competida elección en Chihuahua, Oaxaca, Zacatecas, Quintana Roo y Durango, llevando de la mano en alianza antinatural al PRD y quedando patente el crecimiento sustancial de MORENA y de Andrés Manuel López Obrador, especialmente en La Ciudad de México, Veracruz, Chihuahua, Zacatecas, Tamaulipas, Tlaxcala, Oaxaca, Quintana Roo y Durango.

EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox