Sin regateos al matrimonio igualitario

717
0
Compartir

Sonia Serano-04Ahora sí, no hay alternativa. La Suprema Corte de Justicia de la Nación envió al Congreso del Estado su resolución sobre el matrimonio igualitario. En el texto, señala que las disposiciones del Código Civil de Jalisco, que establecen que el matrimonio es entre “el hombre y la mujer”, son nulos desde el momento en que se hizo la notificación de su sentencia.

Se trata de la sentencia que se dictó desde enero pasado, pero que no había sido enviada porque debían incluirse los argumentos que presentaron algunos ministros sobre el tema, especialmente  para señalar que la Corte debió ir más allá y especificar otros derechos, como los hereditarios, sobre prestaciones sociales y, por supuesto, la adopción.

Los tres puntos que incluye el “engrose” de la SCJN son breves y claros, como para que cualquiera los entienda. Hablan de la procedencia de la acción de inconstitucionalidad, la nulidad de una parte del texto de tres artículos del Código Civil, los efectos a partir de la notificación y la obligación de que se publique en el periódico oficial.

LA PREGUNTA QUE SURGE ES SI A LOS ACTORES POLÍTICOS LES QUEDARÁ CLARO CUÁLES DEBEN SER LOS SIGUIENTES PASOS

Sobre todo, porque ya saben que con las resoluciones de la Corte no se juega.

La sentencia de la Corte se votó el 26 de mayo y así fue informado a las autoridades locales. Sin embargo, el hecho de que se tuvieran que agregar los votos particulares de los ministros al proyecto de sentencia, permitió a quienes se oponen al matrimonio igualitario, tratar de ganar tiempo.

En los ayuntamientos del área metropolitana, en particular los gobernados por Movimiento Ciudadano, desde el primer momento decidieron asumir el mandato de los ministros, aceptando los trámites para contraer matrimonio de las personas del mismo sexo. Sin embargo, a la fecha hay todavía municipios que no lo hacen y quienes pretenden casarse deben seguir promoviendo amparos.

Este jueves los diputados deberán dar entrada a la notificación de la Corte. Las opciones que tienen es volver a intentar ganar tiempo y decir que van a revisar los alcances de la misma; también pueden simplemente dar trámite y dar por cumplida la resolución o bien, ir más allá y plantear una reforma al Código Civil para eliminar formalmente “el hombre y la mujer” de los tres artículos en mención.

La tercera opción sin duda daría claridad jurídica y evitaría que los trámites quedaran a la interpretación de funcionarios y, especialmente, a criterios morales de funcionarios. Esperemos que los diputados estén a la altura.

 

EtiquetaSonia
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox