La imagen de Hugo Luna

2368
0
Compartir
Rossy Garbbez

Rossy Garbbez

A través de las redes sociales he recibido peticiones para que realice el análisis de la imagen del Jefe de Gabinete del Ayuntamiento de Guadalajara, Hugo Luna. Así que me aboqué en la búsqueda de sus fotografías que aparecen en el ciberespacio. Me sorprendió que conforme iba analizando la secuencia de las imágenes, no encontraba alguna donde apareciera con el cabello controlado; quizá ésa sea una de sus características de su estilo personal. Sin embargo, pareciera que se quedó en un look despreocupado típico de un universitario, esto no es positivo ya que la universidad quedó atrás y debe existir una evolución como funcionario. Lo mismo ocurre con lo que nos refleja en su estilo en el vestir, al usar camisas de cuadros muy grandes y pantalones de mezclilla, hasta cuando porta sacos y blazers lo hace de una forma muy despreocupada y relajada.

Ahora bien, la construcción de la imagen se conforma de tres aspectos: la imagen o apariencia, la comunicación y el comportamiento. Desafortunadamente, cuando las personas se expresan con palabras altisonantes y, además en un tono soberbio, afecta esta forma de comunicación en su imagen integral. Baste citar como ejemplo lo

Hugo Luna.

Hugo Luna.

acontecido recientemente en donde él estuvo involucrado; y más grave aún es cuando se deja un registro de ello como son las grabaciones o videos.

Creo que debería ser un momento de reflexión para todas las figuras públicas y los políticos: en el mundo actual con la tecnología a la que hoy tenemos acceso, provoca que cualquier cosa que puedas hacer o decir pueda ser prácticamente publicada al instante a través de las redes sociales y ser cuestionado, analizado o criticado por un universo de usuarios; esto antes no sucedía. Es por ello que los políticos deben hoy estar conscientes de lo importante que es cómo se conducen, cómo visten y hasta el cómo hablan pues, en todo momento, le afectará para bien o para mal en la construcción de su imagen y en su carrera política.

Compartir

Dejar un comentario