LAGOS DE SANGRE

3599
0
Compartir
Juan Carlos Partida-03-03Los golpes y amenazas de muerte que un narquillo propinó el viernes pasado a Roberto Castelán Rueda, uno de los académicos de la UdeG con mayor prestigio y actual director de la prepa regional en Lagos de Moreno, son una cuenta más del rosario de agresiones, extorsiones, levantones, ejecuciones, consumo y venta de droga y falta de atención de las autoridades policiales para poner orden en esa zona de los Altos de Jalisco, eje central del corredor del Bajío por donde transitan sin preocupación malandros jaliscienses, guanajuatenses o zacatecanos.
 
“El viernes 19 de febrero una persona ajena a la UdeG y al parecer vinculada a la venta de drogas, ingresó a la Preparatoria Regional de Lagos de Moreno. Ante ello, personal de la escuela encabezado por su director Roberto Castelán Rueda, le requirió que se retirara del plantel (pero) esta persona además de incurrir en insultos, golpeó y amenazó de muerte al director”, narra un desplegado del consejo de rectores de la UdeG a raíz de los hechos y en el cual se pide la intervención inmediata de las autoridades para garantizar la seguridad de Castelán.
 
Los rectores también señalaron que lo ocurrido contra Castelán sucede en el “actual contexto de violencia, que ha generado incertidumbre y preocupación entre los universitarios, padres de familia y sociedad de Lagos de Moreno”.
 
Platiqué el domingo con Roberto Castelán, quien me confirmó que presentó su denuncia ante el Ministerio Público e identificó plenamente al agresor (Luis Pablo Ledesma Pérez, El Borolas), pero las autoridades aún no lo habían detenido.
Afirmó que el fiscal estatal Eduardo Almaguer(rera) ha estado atento, preocupado y respondiendo a lo planteado por el consejo de rectores para dar celeridad al caso, pero negó que cuente con alguna protección especial tras su denuncia porque “no me gusta, no quiero hacer eso ya que tendríamos entonces que traer guardia todos los ciudadanos”.
 
“Me siento bien, un poco adolorido por los jaloneos y golpes, pero bien, con buen ánimo. He recibido muchos mensajes respecto a este muchacho que ha golpeado a otros chavos, que ha andado con drogas, pero nadie denuncia ni dice nada y eso es lo que permite la impunidad”, agregó.
 
La agresión contra el director Castelán es ya una forma cotidiana de violencia para quienes viven en Lagos de Moreno
Los habitantes comienzan a organizarse por sí mismos para vigilar y defenderse y recientemente inició la integración de comités de vigilancia vecinal.
 
Este mes, el 7 de febrero, un grupo de encapuchados armados irrumpió en una vivienda en el centro de Lagos de Moreno y asesinó a tres hombres, dejando mal herido a una cuarta víctima. Policías de esa localidad informaron que el grupo armado lo integraban seis hombres y llegó a bordo de una camioneta Tacoma, en la que también huyeron.
 
Pareció que finalmente este suceso, enmarcado en denuncias contra la nula acción de las autoridades locales, logró la atención de la Fiscalía que apenas el pasado 18 de febrero abatió a cuatro presuntos sicarios en un enfrentamiento en un rancho cercano a la cabecera municipal. Pero al día siguiente se da el altercado en la prepa y las amenazas contra Castelán.
 
“Este viernes (19) el comisionado de seguridad pública de Lagos dijo en la radio que en las noches cuando le han avisado de gente armada no ha mandado a sus policías porque los matan y que la vida de ellos también vale mucho. Es como si yo dijera que no entro a dar clases a un salón porque los muchachos están gritando y no me hacen caso”, dijo Castelán.
 
Una arista muy grave de este problema es que la gente, ante la inacción policial, se ha visto obligada a tomar cartas en el asunto como el propio Castelán, quien vio un desafío en la actitud de El Borolas, a quien ya habían reportado por vender droga fuera de la escuela y ahora se introdujo al plantel, lo que obligó al director a intervenir y ser víctima de la airada respuesta del narquillo.
“Ese viernes (de la agresión) precisamente tenía una reunión que tuve que cancelar, con directivos de la Univa, Univer, Conalep y algunos colegios particulares para hablar de cómo la gente está inquieta y quiere tomar la justicia en sus manos. A nadie nos conviene que se haga un movimiento de autodefensa. Voy a retomar el tema para empezar a que entre todos busquemos cómo recomponer el tejido social con los padres de familia, alumnos, porque en muchos casos hay un familiar metido (con la delincuencia)”, afirmó.
 
Respecto a la reacción del gobierno estatal, con el anuncio de la instalación de un centro regional de vigilancia en el cual confluirían policías de los tres niveles de gobierno y al que se invertirán 10 millones de pesos, Castelán dijo que se requieren acciones de largo plazo, pues “los malos” se van sólo mientras hay vigilancia y al rato vuelven, como ha sido la constante.
 
Por lo pronto y para poner un verdadero ejemplo que vaya más allá de “abatir” sicarios, urge que sea detenido el Borolas y que se garantice que gente valiente como Castelán está a salvo -como cualquier otro ciudadano debe estarlo- de la acción de sujetos y grupos que aprovechan el vacío de poder y/o la complicidad u omisión desde el poder público para tener a toda una región en vilo.
 
PARTIDIARIO
El toro enamorado de la luna. Así parece que será la reacción de Enrique Alfaro por el tema de su amigazo Hugo Luna, quien por lo menos debió ponerlo en un dilema ético (ajá) tras presumir, con soberbia y candidez, cómo desde el poder alfarista se puede controlar a otros dos poderes públicos “de un manotazo”. La declaración es muy similar a la que en su momento se conoció de Elisa Ayón, por más que le quieran componer el cuadro. Y con el antecedente del despido que hizo Pablo Lemus de (a)Zul de la Cueva de la jefatura de prensa en Zapopan por andar queriendo sentirse barrista del Aclas en un estadio de béisbol, la presión sobre Luna aumenta porque no es posible que Pablo Lemus sea más alfarista que Alfaro ¿O sí?…
 
Y ya con esta. A mi no me sorprende los miles de ciudadanos que reunió la manifestación contra el matrimonio homosexual, estamos en Guadalajara y era de esperarse. Lo que me sorprende es que los diputeibols se la sigan pensando en adecuar el Código Civil tal como les instruyó la Corte, con ese miedo tan absurdo y evidente que tienen al monstruo mocho que vota cada elección. No importa la conformación partidista del Congreso, en temas como este todos son igualitos…
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox