Un Congreso sin rumbo

2207
0
Compartir
Los diputados, de bajo perfil y sin liderazgo.

Los diputados, de bajo perfil y sin liderazgo.

ISMAEL DEL TORO, TEMEROSO Y SIN FIRMEZA PARA MARCAR AGENDA LEGISLATIVA

La sobre vigilancia del Congreso del Estado, a raíz de los escándalos que se registraron en las legislaturas LVII, LVIII y LIX, ha permitido meter el freno a los excesos. Aunque aún hay diputados que buscan beneficiarse de esa posición, los casos de corrupción son mínimos. Sin embargo, eso no se ha traducido en un Poder Legislativo de mayor utilidad.

Los primeros días de la actual Legislatura han dejado ver a un grupo de diputados de bajo perfil y sin liderazgos, más preocupados por posiciones y contrataciones, sin una agenda definida y sin temas de fondo sobre las reformas que podría necesitar el estado.

Parte de esta situación es generada por la tibieza con que ha actuado la fracción mayoritaria, de Movimiento Ciudadano. Curiosamente, con menos diputados, en la anterior Legislatura esta bancada había hecho más ruido y marcado más temas de agenda para el estado.

El coordinador de los diputados naranjas, Ismael del Toro.

El coordinador de los diputados naranjas, Ismael del Toro.

La llegada de Ismael del Toro Castro a la coordinación parlamentaria de MC, fue natural. Es, junto con Clemente Castañeda Hoeflich, actual coordinador de los diputados federales, y Hugo Luna Vázquez, jefe de Gabinete en Guadalajara, el equipo más cercano a Enrique Alfaro Ramírez.

Diputados de oposición han destacado en el arranque de la Legislatura la indecisión de Ismael del Toro quien, a pesar de la experiencia previa, tanto como alcalde de Tlajomulco de Zúñiga como en su largo paso por el servicio público, se ha mostrado temeroso y con poca firmeza.

A eso habrá que sumar que su bancada, salvo el caso de Augusto Valencia, ha tenido un arranque bastante discreto.

Los primeros meses de la Legislatura fueron usados por MC para garantizar el control administrativo del Congreso del Estado, dejando de lado la verdadera función de legislar y marcar una agenda.

Regresando a la anterior Legislatura, la cercanía de Clemente Castañeda a los temas sociales le había permitido a MC apoderarse de la agenda sobre inseguridad, desapariciones, equidad y marginación, además de las propuestas sobre austeridad en el gasto público y combate a la corrupción.

Con el cambio de Legislatura, el interés sobre estos temas se perdió.

Hugo Contreras, un político formado al estilo del viejo PRI.

Hugo Contreras, un político formado al estilo del viejo PRI.

Para fortuna de MC, la oposición tampoco ha mostrado interés por trabajar. La primera minoría, conformada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), decidió dejar la conducción de la bancada en Hugo Conteras Zepeda, un político formado al estilo del viejo PRI, pero sin el fondo que caracteriza a muchos de los priistas jóvenes.

Contreras, quien forma parte de un grupo del tricolor que ha escalado cargos con base en la protección mutua y algunas complicidades, no ha sido capaz siquiera de armar una agenda con el Ejecutivo. Su partido no ha podido recuperarse de la derrota reciente y ha cedido por completo el protagonismo en Jalisco a Enrique Alfaro.

Claro, también cuenta el bajo perfil de la fracción que acompaña a Hugo Contreras, con legisladores que poco veremos en tribuna, aunque algunos más por la necesidad de pasar desapercibidos, ante los escándalos de su pasado político.

Por su parte, la fracción del Partido Acción Nacional (PAN) arrancó la Legislatura al mismo tiempo que vivía el proceso de renovación de su dirigencia en el estado. Eso mantuvo a los diputados más preocupados por no perder el control del partido, que de lo que sucediera en la vida del estado. Además, desde que el blanquiazul perdió la mayoría en el Poder Legislativo, sus diputados se han limitado a exigir plazas para sus amigos y cargos administrativos en el Congreso.

Aubry, dirigente del PVEM en Jalisco.

Aubry, dirigente del PVEM en Jalisco.

El dirigente del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Enrique Aubry de Castro Palomino, decidió dejar la coordinación de su bancada al priista Omar Hernández, para así disponer de mayor libertad para moverse y, según ha dicho, desmarcarse de los escándalos en los que se ha visto involucrado.

El Verde ha mantenido la agenda que le ha dado rentabilidad electoral, pero sigue sin dar el siguiente paso. Se sigue atorando en su cercanía con el PRI, con algunos amagues de romper la alianza, y la relación cercana de Aubry al líder del grupo Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla López, que algunos priistas del círculo inmediato del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz han aprovechado para tacharlo de traidor.

La bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) recibió como herencia la responsabilidad de impulsar una agenda de izquierda, con temas que en Jalisco se vuelven delicados: la legalización de la mariguana y el matrimonio igualitario. En el caso del primero, que fue rechazado ya en la anterior Legislatura, no ha habido señales del camino por el cual podría retomarse. En cuanto al matrimonio igualitario, si bien los legisladores perredistas manifestaron su interés, no camina. Parece que las parejas del mismo sexo tendrán que seguir recorriendo la compleja vía del amparo, mientras llega la inminente resolución de la Suprema Corte de la Nación, sobre la inconstitucionalidad del Código Civil de Jalisco.

Ha sido evidente la falta de experiencia de Kumamoto.

Ha sido evidente la falta de experiencia de Kumamoto.

El legislador que más expectativas generó, sin duda, es el independiente Pedro Kumamoto Aguilar. Sin embargo, hasta el momento ha sido más evidente su falta de experiencia y desconocimiento del funcionamiento del Poder Legislativo. Además, se ha dejado enganchar por temas administrativos, como la contratación de personal y el cobro de su salario.

Aunque Kumamoto ya puso sobre la mesa su primer tema de agenda, que es la reducción del financiamiento a los partidos políticos, se espera más de él, especialmente en los temas sociales.

Muy pocos jaliscienses sabrán que el Partido Nueva Alianza tiene un diputado. Y es que el trabajo de José García Mora ha pasado desapercibido.

En suma, si bien Jalisco ha conseguido un Congreso menos escandaloso, sigue faltando ese paso que lo saque de la inutilidad.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox