Mentir con las cifras

2079
0
Compartir

No hay nada tan sencillo como mentir con las cifras. Lo hacen de manera cotidiana los gobernantes. Un ejemplo son las cifras de economía que viene repitiendo el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, en las semanas recientes a medida que se acerca su tercer informe de gobierno.

Ha dicho, de manera tramposa, que hay cifras históricas de creación de empleos y de volumen de exportaciones de Jalisco. Es tramposo porque, si bien utiliza cifras reales, no las pone en contexto, ni completas, lo que se presta a un uso propagandístico para publicitar que la economía estatal marcha bien, cuando en realidad no es así. Las cifras de empleo son más conocidas y no me detendré en ellas, sólo para decir que a pesar de lo que presume el gobernador, el estado sigue sin crear los empleos que se necesitan.

Me voy a detener en las cifras de llegada de divisas a partir de la exportación de mercancías que se producen en Jalisco. El gobernador Aristóteles Sandoval presumió el pasado 12 de enero que el año pasado hubo una cifra histórica de exportaciones: “De enero a octubre de 2015 el valor de las exportaciones representó 37,122 millones de dólares (mdd) cifra histórica ya que es la mayor registrada desde el año 2000 y que representa un aumento de 1,164 mdd respecto al mismo período del año 2014”, dijo ese día.

“ARISTÓTELES TIENE RAZÓN EN DECIR QUE ES UNA ‘CIFRA HISTÓRICA’ DE EXPORTACIONES, PERO LA TRAMPA ESTÁ EN QUE NO NOS DICE CUANTO SE IMPORTÓ EN EL MISMO PERIODO”

Si se hubiera metido al portal del Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco, hubiera podido actualizar las cifras hasta noviembre de 2015, se habría enterado de las cifras de las importaciones y si, además, hubiera revisado las cifras históricas de exportaciones-importaciones, seguramente no se habría animado a presumir esas cifras. Para empezar, de enero a noviembre de 2015 se exportaron mercancías producidas en Jalisco por 39,458 mdd, pero se importaron en el mismo lapso 44,769 mdd. Es decir, hubo (con cifras hasta noviembre) un déficit de 5,310 mdd el año pasado. Dicho llanamente, la economía de Jalisco compró más productos del extranjero de los que vendió hacia afuera.

La propaganda de los gobiernos mexicanos, con la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), intenta convencer a la población de que ese tratado fue un buen negocio para México, puesto que llegan inversiones privadas, crean empleos, exportamos productos y llegan divisas que se desparraman entre la población. Falso. No es así. La economía mexicana es deficitaria. Año con año, compramos más de lo que vendemos, por lo que exportamos más capital del que llega al país y al estado.

El ejemplo de Jalisco es más que elocuente: de 2003 a 2015 (con cifras hasta octubre de ese año) se han vendido al extranjero mercancías por un valor 371,110 mdd, pero en ese mismo periodo hemos comprado 448,296 mdd en mercancías del exterior. El déficit comercial de la entidad es descomunal: 77,185 mdd de 2003 a la fecha, lo que significa un déficit anual de 5,937 mdd.

Ahora el dólar roza los 20 pesos por unidad verde, pero en 2003 cerró cerca de los 12 pesos. Si ponemos un promedio de tipo de cambio de 14 pesos por dólar entre 2003 y 2015, el déficit comercial de la entidad en pesos sería de 83,122 millones de pesos anuales, que es un monto semejante al del presupuesto anual del gobierno de Jalisco.

Hay muchos indicadores para demostrar que el modelo económico puesto en marcha desde hace 30 años en México y en Jalisco es un fracaso, pero basta éste indicador del déficit comercial para confirmar el fracaso de la propaganda neoliberal: vendieron la idea de que con el cambio de política la economía del país y del estado atraería inversiones y capitales, cuando en la realidad ha ocurrido lo contrario. México y Jalisco son exportadores netos de capital, lo que significa que la riqueza producida por los trabajadores del estado se explota y exporta a las matrices de las corporaciones privadas extranjeras.

Las cuentas alegres del gobernador Aristóteles Sandoval no tienen ningún sustento. Son cifras que confirman el fracaso del modelo neoliberal que se ha impuesto al país y el enorme sacrificio que ha implicado para la mayoría de la población.

 

@rmartinmar

EtiquetaRuben
Compartir

Dejar un comentario