Mensajes huecos

2388
1
Compartir

Bruno Lopez-02“Retomaremos las causas sociales”, dijo uno. “Ya aprendimos la lección”, mencionó otro. “Es tiempo de no alejarnos de las bases”, terció un priista con su chamarra roja mientras a sus espaldas otros se toman la fotografía para presumirla en el feis. Abrazos, palmaditas en la espalda…

Como siempre, el Consejo Político del PRI Jalisco realizado este fin de semana pasó sin mayor sobresalto, salvo por algún militante que se atrevió a romper la armonía del evento con alguna consigna que no estaba en el guión. Hasta el estrado principal era igual que otras veces: los mismos rostros, los mismos intereses…

Los priistas llegaron a su Consejo político apaleados por los resultados de la pasada elección, cuando perdieron los municipios más importantes no solamente de la zona metropolitana sino del interior del Estado; pero además la mayoría del Congreso local y un número importante de diputados federales.

¡Pero que no decaiga el ánimo!, pareció ser el mensaje principal de las autoridades.

Vislumbran el 2018 como la madre de todas las batallas, la contienda de la dignidad, de la resurrección…

Ya lejos de las palmaditas en la espalda y los mensajes huecos que se emitieron en el Consejo Político, vale la pena dar una revisada al estado que guarda ese instituto político sin tomar como punto de partida si van a reconstruir el tejido social o no…

Camino al 2018, el priismo de Jalisco debería analizar 1) el papel que está jugando en este momento su presidente estatal, Hugo Contreras. Ya no por la dolorosa derrota que sufrieron en la pasada elección, sino lo que debería estar haciendo para sacar del hoyo a un priismo triste, desanimado y desarticulado que por más que se mira al espejo no encuentra su verdadera identidad.

2) El priismo de Jalisco debería estar trabajando no sólo en la reconstrucción de la estructura oficial del Comité Estatal, sino estudiándose e investigándose a sí mismo para conocer cuáles son las fortalezas y debilidades que pueden aprovecharse o cambiarse para ya no ser un partido devaluado, pasado de moda y anticuado en su forma de ver y hacer política.

3) El tricolor debería analizar qué están haciendo sus regidores de oposición en Guadalajara, donde se advierte un compañerismo inusual con el Alcalde, Enrique Alfaro, y que hace pensar que efectivamente el pasado candidato tricolor a la Alcaldía no tenía nada que ver con el partido ni con sus luchas ni con su mística más allá de intentar dar el campanazo electoral.

4) Debería preguntarse quiénes son los diputados locales del tricolor porque después de 100 días de asumir poco o nada sabemos de ellos: ninguno ha puesto un tema en la agenda local, ninguno ha sobresalido más allá del coordinador, Hugo Contreras, cuya participación está marcada por los movimientos que hacen los diputados de MC.

5) Los priistas deberían analizar y actuar para quitarles ese desánimo a los diputados federales del PRI que pasaron de ser la segunda bancada más importante en el Congreso federal a la tercera y casi cuarta devaluada posición.

6) Si ya perdieron toda la zona metropolitana de Guadalajara, los priistas de Jalisco deberían apoyar al Alcalde de Tonalá, Sergio Chávez, para ayudarlo a figurar, y no abandonarlo en la obtención de recursos federales como acaba de pasar.

7) Lo menos, es que los priistas tengan claro el papel que van a jugar en los comités municipales del PRI. Para empezar, los priistas de cada municipio deberían saber y seguir una estrategia marcada en Zapopan y Guadalajara, donde las dirigencias brillan por su ausencia. ¿Alguien sabe quiénes son?

8) Los priistas de Jalisco deberían voltear para Tlajomulco, donde parece que se acabó el PRI: en la pasada elección apostaron a un perfil joven pero totalmente desconocido esperando que en su momento se sumara al PRD y así ganar la elección, sin importar con esto que enterraran al tricolor.

9) Los priistas de Jalisco deberían empezar por entender qué papel juega el delegado Eugenio Ruiz Orozco y por qué Arturo Zamora viene en representación del líder nacional Manlio Fabio Beltrones: ¿esa es la nueva línea institucional que hay que seguir o sólo vienen a terminar de confundir?

10) Los priistas de Jalisco deberían empezar por preguntarse qué van a hacer para recuperar ciudades del interior como Ciudad Guzmán o Puerto Vallarta, donde ya ni son oposición… (etc, etc, etc).

EtiquetaBruno
Compartir

1 comment

  1. Eduardo Rivera 25 enero, 2016 at 22:59 Reply

    “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes” No sería raro que el PRI en su afán de “blindarse” contra otro mega revés político en el estado, sea llamado el gobernador a ocupar alguna secretaría federal y se nombre un gobernador interino, esto con el fin de que la actual dirigencia , el gobernador y su padre el magistrado ya no metan las manos en los procesos electorales .

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox