Fallece Gamboa Pascoe; llega relevo en CTM

1290
0
Compartir
Joaquín Gamboa Pascoe falleció a los 94 años de edad por una complicación en las vías respiratorias.

Joaquín Gamboa Pascoe falleció a los 94 años de edad por una complicación en las vías respiratorias.

EN TEORÍA “EL MÁS PODEROSO” DE LOS TRES SECTORES DEL PRI ES EL OBRERO, QUE ESTRENA TITULAR

Al hablar del movimiento obrero es inexorable recordar a líderes como Don Fidel Velázquez, Vicente Lombardo Toledano, Valentín Campa, Fernando Amilpa, Jesús Yuren, Miguel Velasco, Luis N. Morones, Blas Chumacero, Heliodoro Hernández Loza, Francisco Silva Romero, Emilio Manuel González, Leonardo Rodríguez Alcaine, y Ignacio Cuauhtémoc Paleta, entre otros señeros referentes de la lucha histórica en favor de los derechos de la clase trabajadora.

El deceso de quien al morir el pasado 7 de Enero fungía como dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), el varias ocasiones legislador Joaquín Gamboa Pascoe, que al fallecer de una complicación en las vía respiratorias a la edad de 94 años marca el fin de una época en dicha organización nacional obrera. Gamboa Pascoe es quizá el último de los dirigentes que vivieron las secuelas de la génesis de la conformación del llamado Movimiento Obrero.

Joaquín Gamboa había sido recientemente reelecto para ocupar la dirigencia de la famosa central obrera por 6 años más. Aunque ya desarrollaba escasa actividad y tenía muy poca presencia pública, aún acudía diariamente a sus oficinas en él edificio de la calle Vallarta frente al monumento a la Revolución Mexicana en la ciudad de México; apenas en febrero del año pasado provocó gran polémica al ordenar la colocación de una estatua representando su imagen en el vestíbulo principal de acceso al edificio de la CTM, para lo que cuál se requirió cambiar de lugar un busto existente en honor de Don Fidel Velázquez y además mover a un lugar muy secundario, casi oculto, una efigie de su antecesor como dirigente cetemista Don Leonardo Rodríguez Alcaine, con quien era sabido tenía diferencias por algunos intereses sindicales encontrados.

Al morir el nonagenario Gamboa Pascoe culmina la era de los dirigentes obreros que por su edad se mantienen como cabeza de la organización pero que al perder facultades físicas e incluso mentales se convierten en ‘lideres simbólicos’, y quienes desahogan la tarea dirigencias son sus colaboradores más cercanos.

El nuevo líder formal de la CTM es ahora Carlos Humberto Aceves del Olmo, quien nació en el Distrito Federal el 5 de noviembre de 1940 y en este 2016 cumplirá 76 años de vida. Es un dirigente de amplia formación político y sólida trayectoria, que cuenta con el adecuado estado de salud y las condiciones físicas y mentales adecuadas para ejercer a plenitud sus atribuciones y el liderazgo, sin dejar de advertir que Aceves del Olmo ha sido desde hace ya al menos 18 años el operador principal de la acción política de la Confederación Obrera más poderosa del país y ocupaba el cargo de Secretario a General Sustituto A, seguido por el jalisciense Rafael Yerena Zambrano en calidad de Secretario General Sustituto B.

La CTM ha sido el soporte principal del movimiento obrero mexicano y el más fuerte pilar del Partido Revolucionario Institucional.

Según los resultados oficiales de la última elección federal realizada en junio de 2015, es aún, por la cantidad de votos oficialmente reconocidos, la primera fuerza política de México y tiene el mayor número de integrantes en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión así como la mayor cantidad de Gobernadores de las entidades federativas y el más numeroso grupo de Legisladores locales, Presidentes Municipales y Regidores.

Es de señalar que la estructura más importante del PRI está conformada por sus ‘Sectores’, que son el Obrero, el Agrario y el Popular, los que ‘nominalmente’ le dan el mayor soporte al proveerle del más importante caudal de afiliados al proporcionar padrones de integrantes de las diversas agrupaciones que dan cuerpo a cada uno de esos tres Sectores, sin menoscabo de los listados que también aportan las organizaciones diversas de jóvenes y mujeres así como otro grupo de asociaciones y comités territoriales que en teoría conforman los millones de militantes ‘del partidazo’, que en base a todo ese aporte virtual de militantes es, supuestamente, el Instituto Político ‘con el mayor nivel de militancia’, de la cual se decantan los órganos de control y decisión como son los Consejos Políticos y los Comités Ejecutivo o Directivos, conformados ‘técnicamente’ de manera paritaria entre los militantes provenientes de los Sectores y las otras organizaciones ya comentadas, y los militantes seleccionados en presuntos ‘procesos democráticos’ de entre las estructuras territoriales, órganos que a la vez ‘deciden’ quienes son los dirigentes en los ámbitos Municipal, Estatal y Nacional así como los candidatos a diversos cargos de elección popular.

El Sector Agrario del PRI está conformado también ‘virtualmente’ por los miembros de todas las uniones nacionales de productores agropecuarios diversos, por los campesinos integrados en las ligas de comunidades agrarias y sindicatos campesinos que ‘oficialmente’ existen en cada entidad federativa y el Sector Popular, el más heterogéneo de los tres sectores del PRI; está estructurado por diversos movimientos que, también supuestamente, incorporan a los miembros de los sindicatos de servidores públicos, a asociaciones de profesionistas y técnicos, así como a participantes en uniones de pequeños y medianos comerciantes, transportistas, cooperativistas y otros gremios productivos.

En teoría ‘el más poderoso’ de los tres sectores del partido tricolor es el Sector Obrero, al que ‘en el papel’ le dan vida varías Confederaciones que aglutinan a Federaciones Nacionales de Sindicatos obreros diversos, afiliados como ‘Centrales Obreras’: son en conjunto entes que automáticamente afilian con o sin su voluntad a sus integrantes al PRI, las que teóricamente dan al partido más antiguo de México su mayor fuerza humana y política, al menos en la teoría, siendo las centrales obreras más relevantes la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), la Confederación Regional de Obreros de México (CROM), la Confederación General de Trabajadores (CGT) y la más importante a partir de ser la que agrupa el más grande número de Federaciones Sindicales Obreras y de Sindicatos Nacionales, Federaciones Regionales y Federaciones Estatales de trabajadores, con sindicatos de obreros de todas las ramas de la industria, el comercio y los servicios, que es la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la que ‘formalmente’ encabeza y coordina al resto de las instituciones que forman la fuerza obrera de la militancia priísta.

El antecedente de la CTM es ‘La Confederación Regional Obrera Mexicana’ (CROM) de Luis Morones, en la cual los participaron desde 1924 Fidel Velázquez, Vicente Lombardo Toledano, Miguel Velasco, Valentín Campa, Fernando Amilpa y Jesús Yuren; pero en el año 1929 decidieron dejar la CROM para buscar conformar nuevas organizaciones sindicales como ‘La Confederación General de Obreros y Campesinos de México’, ‘La Federación Sindical de Trabajadores del Distrito Federal’ y surgieron además el Sindicato Minero, el Sindicato de Electricistas, el Sindicato de Ferrocarrileros, entre otras asociaciones obreras.

En 1935 el Presidente Lázaro Cárdenas impulsa la integración del ‘Comité Nacional de la Defensa Proletaria’ (CNDP) impulsado con el objetivo de formar un frente único de lucha sindical obrera por el entonces Presidente Lázaro Cárdenas y fue forjado por la CGOCM, el Sindicato de Electricistas, el Sindicato de Ferrocarrileros, el Sindicato de Mineros y ‘La Central Sindical Unitaria de México’ (CSUM), quedando fuera ‘La Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) de Luis N. Morones y ‘La Confederación General de Trabajadores’ (CGT) por no desear alinearse con Cárdenas, pero ese mismo año salieron del frente global obrero el Sindicato Minero, el Sindicato Mexicano de Electricistas y el Sindicato de ferrocarrileros.

La CTM nace tras un Congreso Unificador de la Clase Obrera’ efectuado del 21 al 24 de febrero de 1936 convocado por el CNDP y tuvo como lema “Por una sociedad sin clases” y según su enunciado al crearse, surge para ser “un frente sindical nacional dentro de la lucha de clases, al servicio del proletariado mexicano, de lucha contra la estructura semifeudal del país, contra el imperialismo extranjero y por la independencia económica de la nación mexicana, que llama al pueblo mexicano para luchar contra la reacción interior y contra el fascismo, garantizando el desenvolvimiento histórico de la Revolución Mexicana”, el congreso que reunió a más de 4 mil representantes de organizaciones obreras de muchas entidades del país eligió como primer Secretario General de la CTM a Vicente Lombardo Toledano quien auspicio el nombramiento de Fidel Velázquez Sánchez como Secretario de Organización y Propaganda a pesar que la votación de los congresistas había favorecido a Miguel “Ratón” Velasco, que era abierto militante del Partido Comunista Mexicano, quien fue obligado a retirar su candidatura.

En el funeral de Joaquín Gamboa estuvo el presidente Enrique Peña Nieto y líderes sindicales.

En el funeral de Joaquín Gamboa estuvo el presidente Enrique Peña Nieto y líderes sindicales.

La CTM fue el apoyo obrero principal del gobierno de Cárdenas; como ejemplo están las tumultuosas manifestaciones organizadas en su apoyo con motivo del enfrentamiento político con el ex presidente Plutarco Elías Calles, el respaldo a Cárdenas para que lograra la expropiación y el reparto de tierras en la Región de La Laguna de Durango y Coahuila y el gran auxilio brindado al General Cárdenas para soportar las presiones en contra de la expropiación de la industria petrolera en 1938.

La CTM se incorporó al Partido Nacional Revolucionario (PNR), ancestro del Partido de la Revolución Mexicana (PRM) y del PRI, consolidándose así el control corporativo del Estado sobre el movimiento obrero y desde 1939 se prohibió que cualquier Federación o Sindicato de la CTM se adhiera a partidos políticos distintos al PNR y así sucesivamente al PRM y al PRI, obligándose a todos los miembros de las Federaciones y Sindicatos a pertenecer automáticamente al Partido Tricolor y a respaldar las candidaturas postuladas por el partido al que están afiliados forzosamente.

Durante los primeros años de su vida hubo 3 grandes grupos de personajes que se disputaron el dominio de la CTM: el encabezado por Vicente Lombardo al que llamaban “los marxistas legales”; el que tenía como líder a Fidel Velázquez llamado ‘los reformistas’ y que era un grupo totalmente ‘anticomunista’ y el que tutelaban miembros del Partido dirigidos por Miguel Velasco y Valentín Campa.

Fidel Velázquez construyó el respaldo de varios sindicatos para fortalecerse como líder obrero desplazando al ala socialista que encabezaba Lombardo, que se desprendió de la CTM para crear el Partido Popular Socialista, ‘Don Fidel’, como se le conoció tras encumbrarse y ser reelecto como líder obrero, nació en el poblado de Nicolás Romero en el Estado de México el 24 de abril de 1900 y tras trabajar desde muy joven como jornalero labores agrícola, como aprendiz de carpintero y ordeñador de vacas, logró crear el Sindicato de la Hacienda del Rosario y ‘La Unión Sindical de Trabajadores de la Industria Lechera, la que afilió a la CROM, a partir de 1941 tomo el control de la CTM y lo ejerció hasta su muerte ocurrida en 1997, con solo un lapso de 1947 a 1952 en el que Fernando Amilpa fue Secretario General de la Confederación respaldado por el propio ‘Don Fidel’, que fue Senador por el PRI de 1946 a 1952 y de 1958 a 1964, siendo el pilar de la fuerza política del Sector Obrero que tenia la fortaleza para ser consultado al momento de la designación de candidatos a la Presidencia de la Republica y gubernaturas estatales más importantes, impulso a muchos dirigentes a ocupar espacios en el Poder Legislativo Federal y en el de los estados, así como Gubernaturas y Alcaldías.

A la muerte de Velázquez Sánchez la dirección de la CTM la heredó Leonardo Rodríguez Alcaine, que era el líder de los trabajadores Electricistas de la Republica Mexicana, conocido como ‘La Güera’. Rodríguez Alcaine murió en 2005 y fue sustituido por quien desde los años setenta era el dirigente de la Federación de Trabajadores del Distrito Federal Joaquín Gamboa Pascoe, quien hasta su muerte ocurrida apenas el pasado 6 de enero ocupó la dirigencia de la Confederación, pero que en los hechos no dirigía ya por su avanzada edad y precario estado de salud, siendo el dirigente de facto él varias veces Diputado Federal y Senador Carlos Aceves del Olmo, quien era el Secretario General Sustituto A; seguramente será ungido formalmente nuevo Secretario General al cumplirse las honras fúnebres de Gamboa Pascoe y a menos que ocurra algún quebranto físico, será un líder fuerte y de tiempo completo durante muchos años.

Cabe resaltar que si se hace el movimiento de prelación, el Diputado Federal Jalisciense Rafael Yerena Zambrano, dirigente de la Federación Regional Costa Norte y de la Federación de Trabajadores de Jalisco (FTJ), pasaría de Secretario General Sustituto B a ocupar el cargo que dejara Aceves del Olmo como titular de la Secretaría General Sustituta A, quedando en primera línea de futura sucesión; no se prevé que eso suceda pronto:, Yerena continuará al frente de la Federación en Jalisco y en su dominio como líder del obrerismo cetemista en la región de Puerto Vallarta.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox