¿Misión cumplida?

851
0
Compartir

Ruben Martin“Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”, publicó el presidente Enrique Peña Nieto a las 12:20 horas del viernes 8 de enero, convirtiendo la frase en una noticia internacional.

El Chapo Guzmán había sido capturado de nuevo, por tercera ocasión, luego de su detención en junio de 1993 en Guatemala y febrero de 2014 en Mazatlán. Como se sabe, el capo líder del Cártel de Sinaloa, se había fugado en un par de ocasiones de penales federales de máxima seguridad: de Puente Grande, Jalisco en enero de 2001 y del Altiplano, Estado de México en julio de 2014.

La fuga del pasado mes de julio no sólo puso en ridículo a Enrique Peña Nieto y su gobierno, sino que confirmó la alta infiltración del narco en el Estado mexicano. A mediados del año pasado, la popularidad de Peña Nieto y su gobierno cayó bruscamente debido a la vergonzosa fuga del narcotraficante y debido a las movilizaciones para exigir la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa. La conjunción de esos dos hechos terminó de erosionar la imagen de Peña Nieto no solo en el país, sino también en el extranjero.

Debido a ello, para Peña Nieto y su gobierno era prioritario recapturar al Chapo, tratar de dar una bocanada de legitimidad a su gobierno, de ahí el tono de triunfalismo del mensaje del presidencial.

Pero la mayoría de los mexicanos nos preguntamos si realmente el gobierno ha cumplido con su misión al detener al Chapo, como se ufanó: ¿ la captura del capo va a disminuir el tráfico de drogas, el crimen organizado y la violencia que lo acompaña? ¿con esta detención el gobierno federal desmantelará el cártel de Sinaloa, y sus redes financieras y de lavado de dinero? ¿cesará la guerra contra la población del país y la violencia que asesina, desplaza y desaparece a miles de mexicanos, especialmente a los más jóvenes? Las respuestas son negativas.

El narcotráfico no disminuirá, pues es un negocio tan lucrativo en México que seguirá funcionando, por supuesto con la complacencia de las autoridades, como ha sido desde siempre. El dinero proveniente de los diversos negocios del crimen organizado, con el tráfico de drogas a la cabeza, está entre las cinco grandes actividades para la acumulación de capital en México, junto con la industria automotriz, la electrónica, la petrolera, y la minería.

La recaptura del Chapo no va a detener ese jugoso negocio ilegal que sirve a la acumulación de capital y que sirve, sin duda alguna, al financiamiento de las grandes actividades de la política profesional.

De hecho, el mismo Chapo admitió esto en la entrevista concedida al actor estadounidense, Sean Penn en octubre pasado, cuando se suponía que todas las fuerzas de seguridad del país lo estaban persiguiendo. “(…) el día en que yo no exista, no va a disminuir, para nada. ¿Narcotráfico? Eso es falso”, respondió el capo al actor. Por eso es ofensivo el tono de triunfalismo del mensaje presidencial.

La recaptura del Chapo obedece a necesidades de legitimación del actual grupo gobernante, no a las necesidades de la sociedad mexicana.

Con la recaptura del Chapo en Los Mochis, el gobierno de Peña Nieto busca popularidad, pero no busca detener los negocios del capitalismo ilegal; ni cesar la violencia, asesinatos y desapariciones; tampoco detener el financiamiento de la política profesional por parte de las organizaciones que se dedican al tráfico de drogas.

Por eso es absurdo el triunfalismo del presidente y la algarabía del gabinete. Y por si fuera poco, se trata de vender como un delicado trabajo de “inteligencia” del gobierno, lo que fue, en todo caso, un descuido pretencioso de un capo del narcotráfico que buscaba ser inmortalizado en una película de Hollywood.

La fiesta de siete horas y la entrevista con Sean Penn y Kate del Castillo revelan la falsedad del discurso oficial: El Chapo cayó por sus veleidades de capo soberbio, no porque el Estado busque terminar una de las causas de la guerra que padece la sociedad mexicana. De modo que ninguna misión cumplida.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox