La ética y el premio de periodismo

494
0
Compartir

Juan Carlos Partida-03-03La indignación levantada en el gremio periodístico por la entrega del premio Jalisco de trayectoria al funcionario público y académico Javier Hurtado, poco tiene que ver con envidias, rencores o vendettas. Tiene que ver con un principio básico del periodismo: la ética.

La deontología periodística va más allá de ampararse en una burda convocatoria que sólo tiene como requisito único “personas con un mínimo de 20 años de labor periodística, en activo o retirado”.

El deber ser de un periodista no puede permitir, cual abogado huizachero, que la laxitud de una convocatoria que avala que los candidatos al premio puedan ser propuestos por la ciudadanía o cualquier organismo público o privado, le haga cerrar los ojos e inscribirse o aceptar participar en un certamen sin tener la suela llena de tierra de años de reporteo e investigación más allá de los cubículos.

Tampoco la ética de un periodista, sobre todo aspirante a ser premiado por esa labor, se complacería en mirar cómo 17 dueños y directivos de medios de comunicación se reúnen y votan de acuerdo a sus muy particulares intereses, bajo la premisa de que se debe dar rotación a los galardonados para que a todos les toque.

No me atrevería aquí a hacer una lista de verdaderas personalidades del periodismo local que merecen mucho más que Hurtado un reconocimiento a su trayectoria, sobre todo por el temor a omitir alguno. Pero como nadie los propuso, la excusa está dada.

Así a Televisa y El Informador, que llevaron batuta como suele suceder en la asamblea del Premio Jalisco -ahora con la Universidad de Guadalajara al frente del concurso-, los méritos del amigo del gobernador, miembro del grupo Universidad y columnista del señalado diario, les parecieron contundentemente superiores, 14 por 3, a los del fotógrafo José Hernández Claire.

Paréntesis: Hernández Claire ha sido becario de la John Simon Guggenheim, ganador del premio Rey de España, becario del FONCA, de la Mother Jones Foundation. Sus trabajos, además de participar en al menos 50 exposiciones en Europa y América, han sido publicados en diarios y revistas locales, nacionales e internacionales. El año pasado Cuartoscuro, una de las agencias fotográficas más prestigiadas del país, le entregó el premio a la trayectoria.

Tampoco un periodista que respeta el principio básico de la ética dedicaría su discurso a contrarrestar las críticas por la validez del premio a su persona, y menos a calificar de feudales, fascistas, falangistas, intolerantes y corporativistas a quienes no están de acuerdo con la designación claramente política a su favor.

Pero por sobre todas las cosas anteriores, la ética de un periodista reciba un premio o no, le impediría llamarse periodista cuando, como Javier Hurtado, cobra cada mes 62 mil 664 pesos (http://transparencia.info.jalisco.gob.mx/sites/default/files/Remuneracion%20mensual%20Octubre%202015.pdf) como funcionario público estatal en su calidad de director del Instituto de Estudios del Federalismo.

La abolladura al hoy presunto prestigio del premio es notable y algo tendrán sobre todo las universidades que hacer si no quieren que naufrague en el descrédito total.

Por lo pronto, que a Hurtado le aprovechen los 85 mil pesos recibidos, los cuales, a su vez, -¡qué barato!- le abollan el prestigio personal ganado a lo largo de tantos años, esos sí, de académico y formador de políticos quienes hoy le hicieron chico favor.

PARTIDIARIO

Policías: De octubre a la fecha la ola de ejecuciones en Jalisco, sobre todo en la ZMG, se disparó sin que exista autoridad municipal, estatal o federal que pueda detenerla. Los cambios en la comisaría de Seguridad Pública estatal tardarán tiempo en rendir resultados, si es que lo logran, mientras no llega la hora en que se puedan poner de acuerdo los nuevos gobiernos alfaristas con el frustrado mando único estatal para lograr una estrategia efectiva. En ese marco se prefiere enviar a policías a reprimir ambulantes, o bien los propios policías siguen acumulando quejas por violaciones a los derechos humanos contra la ciudadanía…

Y ya con ésta: Y mientras se hace la faramalla de estimular la excelencia periodística, quedó lista la nueva ley mordaza, que ésa sí y no el premio a Javier Hurtado, es un verdadero ataque a la libertad de expresión, un derecho inalienable de la sociedad ahora socavado por nuestros legisladores representantes populares de sueldo tan republicano. Contra esto sí habría de unir fuerzas, compañeros…

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox