Los números de la FIL

627
0
Compartir
Juan Carlos Partida-03-03La FIL es un monstruo que ya no cabe ni en el recinto ferial más grande de América Latina, Expo Guadalajara, y que en la víspera de sus 30 años en 2016 amerita por todo lo que significa para la ciudad en cuanto a prestigio e ingresos, de un apoyo decidido de las autoridades por lo menos en el aspecto vial que se ha convertido en un problema por años desdeñado.

En la reciente edición recién terminada asistieron por lo menos 792 mil personas a Expo Guadalajara en nueve días. Para comparar, creo que ni en dos temporadas completas Chivas y Atlas reunieron a esa cantidad de gente en el estadio para presenciar sus partidos.

La reunión cultural y libresca tuvo presentaciones de libros, foros, mesas de diálogo, charlas de negocios y el paso por sus salones de personalidades como los escritores Salman Rushdie, Fernando del Paso, Enrique Vila-Matas o Elena Poniatowska, entre cientos más que a juicio del presidente de la FIL, Raúl Padilla, “hacen que la feria sea una experiencia inolvidable”.

Al presentar la numeralia final, Padilla dijo que este año hubo mil 983 estands editoriales procedentes de 44 países, además que se amplió el formato de la feria para otras áreas del conocimiento como la divulgación científica.

DETALLÓ QUE HUBO 20 MIL 517 PROFESIONALES DEL LIBRO DE 125 EMPRESAS EDITORAS PROCEDENTES DE 27 PAÍSES PARA HACER AL MENOS 3 MIL 600 CITAS DE NEGOCIOS

Según sus números, las ventas en los estands y los negocios cerrados durante la FIL, ascendieron a unos 42 millones de dólares.

Otra numeralia refiere que hubo un total de mil 983 editoriales presentes de 44 países. Del total de asistentes a la FIL, 173 mil fueron niños, además que hubo 533 medios de comunicación acreditados que enviaron a 2 mil 397 reporteros, fotógrafos y camarógrafos.

Padilla también puntualizó que se abordaron temas de interés general para la ciudadanía más allá de lo literario, como la mesa de candidaturas independientes que reunió a Jaime Rodríguez “El Bronco”, Manuel Clouthier, Jorge Castañeda y Pedro Kumamoto.

Expo Guadalajara, que dedicó la totalidad de su 40 mil metros cuadrados para albergar a los miles de expositores y cientos de casas editoriales, estuvo durante los nueve días bajo un permanente resguardo con policías municipales, estatales y federales, un despliegue de seguridad que permitió que la FIL se desarrollara sin contratiempos.

En los pasillos los visitantes pudieron desde tomarse una selfie con alguno de sus autores favoritos, hasta comprar alguno de los 450 mil títulos diferentes que se pusieron a la venta en todo el recinto ferial. Fue también punto de encuentro sobre todo para los jóvenes, que fueron más de la mitad del total de asistentes.

Padilla López anunció que el año próximo, con motivo de los 30 años de la FIL, se decidió optar por los países de América Latina en su conjunto como invitados de honor.

“Lo decidimos así con el objeto de fortalecer los lazos con aquellos países que ya han visitado la feria como invitados en particular, pero también como una manera de abrir las puertas a quienes vendrán a la feria por primera vez con este distintivo. Confiamos que esta presentación redundará en una presencia rica y diversa”.

PARTIDIARIO
INAH.- Durante el acto de cambio de estafeta en que Reino Unido, que este año fue el invitado de honor, hizo un balance de su participación en la FIL, un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia se pusieron de pie en el salón donde se realizaba la ceremonia y desplegaron una manta para alertar a la ciudadanía sobre los “riesgos de las reformas que en materia de cultura discutirá el Congreso de la Unión y el impacto que tendrá en el patrimonio cultural de los mexicanos”. Un tema que pocos tienen presentes pero que podría hipotecar hasta los monumentos de acuerdo a la versión de los opositores…

Y ya con esta.- Como nunca este año la reflexión en la FIL se centró en el cambio sociológico que experimenta el mundo a través de las nuevas tecnologías de la información, una especie de épica de las redes sociales en las que se analizó la pertinencia de la palabra escrita impresa o digital como vehículo de transformación. Algo que tendrá que irse desglosando en los siguientes años ante el nuevo paradigma cultural que significa este tránsito inevitable y contundente…

@jcgpartida
EtiquetaPartida
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox