Del Toro defiende a Reynoso

Compartir
Ismael del Toro tiene un concepto bárbaro de la ética. El primer presidente de la mesa directiva de la nueva legislatura estatal, emanado de un partido (¿grupo?) que en el discurso centra su interés en el ciudadano, se echó lo que sería un chiste negro de no ser una burla a la ciudadanía, esa que tanto pregonan defender, respetar, escuchar y apoyar.

 

Decir que no existe conflicto de interés y que fue una actitud ética la de José de Jesús Reynoso Loza, el langarísimo nuevo secretario general del Congreso del Estado, al renunciar a las demandas que tenía contra el legislativo por 9.6 millones de pesos, es buscar justificar con argumentos supinos (¿paradoja?) lo que no puede ser justificado bajo ningún concepto lógico.

 

Yo no sé que tenga Reynoso con los Alfaroboes pero algo hizo para que lo hubieran promovido al cargo tras el historial de saqueo “legal” pero infame de este sujeto desvergonzado, con ligas muy evidentes con el panismo y con el priismo de Papá Leonel en ese sincretismo político intrapartidista tan común.

 

Ya todos sabemos que Reynoso junto a otros tres magistrados pedían una indemnización de 44 millones de pesos en total, de los cuales el susodicho quería casi 10 milloncitos como si se tratara de ahora denme unas enchiladas que el pozole no me llenó.

El sujeto (hombre es una palabra de envergadura para él) también se llevó jugosas compensaciones, indemnizaciones y hasta infladas liquidaciones de anteriores cargos como en el desaparecido Consejo Estatal Electoral, síndico de Tlaquepaque, secretario general de Zapopan y magistrado electoral, pese a los jugosísimos salarios que le pagamos en cada encargo.

 

Por eso que en este tema Del Toro mejor se calle y no diga pendejadas. La ética occidental (judeocristiana y de los filósofos griegos) consideraría inadmisible señalar que no existe conflicto de intereses.

 

La ética, recordemos, sólo existe cuando la norma incluye a uno en relación honrada con los demás y es claro que a Reynoso lo que le importa es cuajar más su cartera con el dinero del pueblo.

 

Ético sería por ejemplo que ahora que Reynoso renunció a sus 10 milloncitos, lo corrieran con una patada bien centrada allasito. O que no hubieran contratado a otros empleados y jefes de área del Congreso que apenas acaban de recibir indemnización por el término de la Legislatura, en el festín de corrupción cotidiano a que nos tienen acostumbrados.

POR ACCIONES COMO CONTRATAR A REYNOSO ES QUE QUEDA CLARO QUE CADA DÍA MÁS ES SÓLO LA SOCIEDAD, A TRAVÉS DE SU ORGANIZACIÓN PROPIA Y ALEJADA DE PARTIDOS Y POLÍTICOS, LA ÚNICA QUE PUEDE MOTIVAR UN CAMBIO DE FONDO EN EL PAÍS

Un ejemplo muy claro es la judicialización que se ha hecho de decisiones que los diputados tendrían que tomar, como el caso de los matrimonios igualitarios o la despenalización de las drogas en general. Apenas así.

 

Ahí esta Francisco Torres Landa, una de las cuatro personas que obtuvo el histórico fallo de la Corte a favor del autoconsumo de mota, quien anunció que ahora van por la legalización de drogas como la cocaína y heroína bajo la regulación estatal, todo con -ahora sí hablemos de ética y lógica- la intención de terminar con la absurda guerra contra el narcotráfico que tantas muertes y desintegración social produce.

 

Ahí está también Fascinación Jiménez, cabeza visible del movimiento a favor del matrimonio homosexual, quien tiene junto a muchos otros que ir a exigir a los diputados de doble moral que cumplan con la ley y dejen de violentar sus derechos humanos al no legislar algo que ya tendría que ser un derecho plasmado, reconocido y exaltado de una sociedad que respeta la individualidad de que cada quien haga sin afectar a otros lo que mejor le plazca con su existencia.

 

¿Para qué nos hace falta el estado? Para muy poco. No brinda seguridad, tiene al país en permanente crisis económica, no regula la economía y permite que sus sectores productivos sean vapuleados por el dumping en las importaciones, además que saquea y se burla de los ciudadanos, consciente de su propia impunidad y complicidades. Mucha más ciudadanía activa es lo que falta, ahí es donde está el cambio.

 

PARTIDIARIO
Ambulantes.- “Limpiar” el centro de ambulantaje dicen sobre todo algunos empresarios y medios de comunicación, como si esta gente que busca ganarse la vida en un país de escasas oportunidades y bajos salarios permanentes en el empleo formal, fuera basura. El primer gran acto de autoridad de Enrique Al-Faro en Guadalajara está en proceso, según él y sus regidores convencidos que votaron de forma unánime, existen alternativas para que no dejen de trabajar aunque bajo otras modalidades. Veremos si también convence a quienes tienen que convencer en realidad. Y no a Caros macanazos, por supuesto…

 

Y ya con esta.- Usuarios como quien esto teclea del polideportivo del CODE en avenida Alcalde, exigimos a su titular André Marx Miranda que de mantenimiento a las albercas a las que por cierto invirtieron hace poco un dineral sin dejarlas en óptimo estado. Están sucias, el agua fría y para colmo el domo de ingreso al área ya no existe tras la “remodelación” que las mantuvo casi un año cerradas. Un poco de atención y unos pocos miles de pesos bastarían. No es el estadio de los Charros pero miles de personas que buscamos hacer ejercicio y pagamos puntualmente una cuota que poco tiene de social, saldríamos beneficiados…
@jgcpartida
EtiquetaPartida
Compartir

Dejar un comentario