Austeridad: mucho ruido, pocas nueces

854
0
Compartir
Los nuevos diputados llegaron con un rosario de buenos propósitos. Falta que los cumplan.

Los nuevos diputados llegaron con un rosario de buenos propósitos. Falta que los cumplan.

LOS NUEVOS DIPUTADOS DEL CONGRESO RECHAZAN DESPERDICIO DE RECURSOS PARA ESTA LEGISLATURA, ¿CUMPLIRÁN?

La nueva legislatura del Congreso local recién cumple quince días de haber iniciado; apenas va arrancando motores, podría decirse.

Cada tres años que se renueva el Congreso, al inicio de cada legislatura, hay promesas, buenos deseos y en su mayoría, ganas de cumplirlas. Pero los últimos periodos del Palacio Legislativo han sido atiborrados de escándalos y de un despilfarro de dinero público que ha indignado a los ciudadanos.

La pasada legislatura recibió un Congreso sin recursos suficientes, con una nómina inflada. El Ejecutivo tuvo que ayudarles en el primer año para que pudieran salir de la crisis financiera. Y encima, el caso de empresas que cometieron fraude, como lo fue la consultora López Castro.

Como resultados, los diputados que se fueron liquidaron una deuda de 650 millones de pesos y dejaron cuentas bancarias con más de 220 millones, así como la aprobación de un fideicomiso especial para pagar laudos laborales.

Se dio a conocer el derroche de los recursos en las casas de enlace, que suponían un sobresueldo a los diputados sin tener que rendir cuentas. Casi 93 mil pesos que se utilizaban de forma opaca y que hasta se facturaban nombre del Congreso tampones, bubulubus, rastrillos y gasolina.

Este escándalo ventilado por medios de comunicación inició una discusión al respecto: pedían eliminar los recursos etiquetados para las casas de enlace. La mayoría de los diputados, ante la presión, se posicionó de acuerdo para que ya no se recibiera dinero para las casas. Los únicos que se mantuvieron congruentes desde el inicio de esta legislatura fueron los ex diputados Celia Fausto y Miguel Castro, quienes no cobraron los cheques aún antes de que existiera el escándalo al respecto.

Desde hace casi una década comenzaron los sobresueldos discrecionales, pues no habría rendición de cuentas al respecto. De esta forma, fueron incrementando los excesos hasta que comenzaron a hacerse públicos.

Con el inicio de la LXI Legislatura todos los diputados tienen un discurso en común: no habrá escándalos y se trabajará con austeridad, sin despilfarro de recursos; se comprometen a ser responsables.

La austeridad “está de moda” últimamente, pero debía haber sido una medida a tomar desde hace años. En el Congreso, ha sido “mucho ruido  y pocas nueces”, pues todos aseguran que lo cumplirán, pero no ha sucedido de dicha forma en la mayoría de las veces. Todavía no se han presentado acciones para evitar el desperdicio de dinero.

En esta legislatura anuncian con bombo y platillo que habrá austeridad, ahora sí.

Aseguran que en los siguientes días se trabajará en concretar un reglamento de austeridad especialmente para el Congreso; ya las fracciones parlamentarias han adelantado legislar en favor de que los beneficiados con los recursos públicos sean los ciudadanos y no ellos.

Ismael del Toro, coordinador de la mayoría de los diputados, pertenecientes a MC y presidente de la Comisión de Hacienda, buscará que los temas administrativos no sean la agenda de la LXI Legislatura, sino que se centre realmente en la discusión de leyes para  Jalisco.

“Sumando las visiones, se emitirá el dictamen para esta LXI Legislatura (…) se eliminaría la partida de las casas de enlace, que todavía estaba como vigente la tentación. Queremos que en esta legislatura se trabaje técnicamente, que cambie la forma en que se ha venido desarrollando la contratación de personal, que no sean amigos de campaña”.

El actual presidente de la Mesa del Congreso, Enrique Aubry de Castro Palomino, quien ya ha sido ex diputado local, ha declarado que este período no será de escándalos, sino que se trabajará en unidad.  “Lo que sí podemos asegurar es que este Congreso se va a dedicar a legislar y que va a dejar a un lado los escándalos, nos vamos a dedicar en unidad a de los grupos parlamentarios, a legislar y hacer nuestro papel, lo que nos corresponde hacer”.

Las principales fracciones parlamentarias han emitido un posicionamiento sobre las casas de enlace: renuncian a estas partidas que actualmente están suspendidas actualmente  pero que no se ha descartado que podría resurgir el tema nuevamente.

La priista Rocío Corona Nakamura ha presentado iniciativas para que se elimine el fuero de los funcionarios y se forme un Observatorio Ciudadano para la Austeridad y Ahorro.

“No hay recurso que alcance y menos si el dinero público se va en celulares, arreglos florales, banquetes y recepciones. Las necesidades son muchas y no son tiempos de despilfarro”, dijo Nakamura.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha llamado a generar un “pacto de austeridad” para que no sea solamente por acuerdos, sino que por ley, se tomen medidas para generar ahorros al interior del Recinto Legislativo.

El Partido Acción Nacional (PAN),  Movimiento Ciudadano (MC) y el PRI  han expresado que se negarán a gastos innecesarios, como lo son incrementos a los salarios de diputados, los gastos en gasolina, seguros médicos y cualquier tipo de bonos, comunes en el Congreso.

Los panistas, además de querer austeridad, se han propuesto limpiar la mala imagen que tiene el Congreso de Jalisco.

“Cómo generar un mensaje que cambie el rostro del Congreso, para que los diputados nos podamos dedicar a generar marcos legales que fortalezcan a nuestras instituciones, que permitan a los ciudadanos sentirse más orgullosos; es acotar problemas administrativos”, ha dicho Miguel Ángel Monraz, coordinador de la fracción blanquiazul.

No solamente son los partidos los que tienen buenos deseos, el independiente Pedro Kumamoto hizo como promesa de campaña que renunciaría al 70 por ciento de su salario. Para ello, se conformaría una asociación en la que depositaría la cantidad correspondiente mes con mes  y se utilizarían estos recursos para diversas acciones en su distrito y en el estado. 

El Partido Verde, Nueva Alianza y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) también han dado su discurso para sacar adelante  al Congreso y en fomentar acciones de austeridad para esta  legislatura que apenas comienza.

Los tiempos electorales acabaron, por ahora, y los políticos que tienen la oportunidad de estar dentro Congreso empiezan con entusiasmo y con las promesas de que habrá austeridad por el resto de la legislatura.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox