Estampas de Patricia

718
0
Compartir
Lo que salvó muchas vidas en el huracán Patricia no fue la previsión del gobierno para atender la contingencia sino que la tormenta al tocar tierra traía vientos inferiores a los 150 kilómetros por hora y que no acarreó las lluvias que se esperaban tan devastadoras como la categoría 5 en que efectivamente estuvo el meteoro.

 

No soy científico para explicar qué sucedió. Pero pasó. Lo viví en Melaque el 23 por la tarde-noche, y fue evidente que la tormenta no traía la fuerza ni las lluvias pronosticadas, para fortuna de todos por supuesto.

 

No fue tampoco el perifoneo que realizó Aristóteles el Previsor en Puerto Vallarta conminando a la población a guarecerse de lo que nunca llegó, tampoco salvó vidas que se tuviera un despliegue de maquinaria, vehículos y personal en ese mismo puerto pues la contingencia tuvo como centro la costa sur del estado, a más de 200 kilómetros del apenas nublado Vallarta.
 

 

Fue hasta el sábado, al día siguiente que Patricia impactó a las 18.00 horas en Tenacatita e ingresó causando estragos tierra adentro, que todo el despliegue de apoyo en cientos de vehículos y camiones circuló desde Puerto Vallarta los 224 kilómetros hasta Melaque, donde además al llegar todo este despliegue tras un accidentado viaje entre árboles caídos sobre la carretera, fueron concentrados por la noche y no inició su envío a las comunidades hasta el domingo.

MIENTRAS EN LA DEVASTADA BOCA DE IGUANAS UNA FAMILIA, SENTADA ENTRE ESCOMBROS DE LO QUE FUE SU CASA, CALENTABA UNOS FILETES DE PESCADO EN UN BRACERO ALIMENTADO CON DESECHOS DEL HURACÁN

Dos mujeres daban vida a la brasa y al menos cinco niños saboreaban de antemano su único platillo del día; a su lado el reguero de cocos hinchados que trajo la marea sonaba al chocar unos con otros con las últimas olas de la tormenta.
 

 

En Cihuatlán una lavadora era llevada la noche del viernes aguas abajo por la creciente del río Marabasco, que divide Jalisco de Colima, hasta que un hombre la detuvo en la fuerte corriente. Como pudo se la echó a la espalda y ya se llevaba el regalo que fue a esperar del huracán Patricia cuando el dueño del aparato y dos policías se lo impidieron.

 

“It’s very sad”, dice en La Manzanilla una californiana con una Corona que le tiembla en la mano, mientras ve los lomos del cascajo que tapiza la playa y que bajó por el arroyo crecido junto a los cocodrilos, que se fueron con la corriente hacia el mar. Ya regresarán a su pantano, afirman lugareños.

 

En claro provecho del cierre carretero y aislamiento por tierra al ejido El Rebalse debido a las inundaciones, un habitante de Cihuatlán dice que varios hombres suelen irse flotando aguas abajo en tablas y troncos por el río Marabasco para aprovechar la ausencia de personas evacuadas y saquear las casas.  
 
La policía de Cihuatlán informó que no tiene reportes de robos.
En Tenacatita se dañó el 80 por ciento de los plantíos de palmera y la carretera que conduce a una de las mejores playas del estado se encuentra bloqueada por la caída de postes quebrados y el crucero de cables sobre la vía.

 

Los únicos felices con el cierre del paso son los policías privados del empresario José María Andrés Villalobos, que suelen molestar a los pocos turistas que se atreven a llegar al sitio bajo la enojada explicación de que sólo la playa es pública pero el resto es privado.

 

PARTIDIARIO
César Coll.- La detención de César Coll, como el anuncio del posible incremento de las gasolinas, aprovecharon el furor mediático que causó el huracán Patricia para pasar más o menos desapercibidos entre la opinión pública. En el caso de Coll, la casualidad pareció premeditada debido a que era de esperarse la respuesta panista ante un nuevo correligionario hecho preso -el Fofis Ocampo ya cumplió un año en prisión- mientras otros no menos sospechosos de usufructuar como propio el dinero público nomás no llegan a las rejas por la sencilla razón de que son militantes del PRI, el mismo partido que ostenta el poder en el estado….

 

Y ya con esta.- Muchos dicen que el gobernador y el presidente de México mostraron una vena populista con motivo del huracán, pero la verdad es que como observador de mucho tiempo de lo que hacen los políticos, prefiero a este par de priistas preocupados y presentes así sea por simple raja política, que a los panistas quienes hace 4 años exactamente, cuando el huracán Jova que también impactó en la costa sur, mostraron una atroz falta de sensibilidad con los damnificados y no se pararon en la zona hasta días después bajo el pretexto de la inauguración de los Panamericanos Guadalajara 2011…
@jcgpartida
EtiquetaPartida
Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.
WordPress Image Lightbox