Mexicanos insatisfechos con la democracia

701
0
Compartir

La percepción de insatisfacción de los mexicanos con el actual sistema político es más que palpable, pero ahora sabemos con certeza que somos el país más insatisfecho con el modelo democracia liberal representativa vigente. Los datos los proporcionó el informe anual de Latinobarómetro.

El informe de Latinobarómetro de este año cobra especial relevancia pues cumple 20 años de estar tomando el pulso a la cultura y al sistema político de América Latina desde 1995. El conjunto de resultados de estos 20 años permite hacer una especie de balance histórico de lo que ha pasado con la llamada “transición a la democracia” en América Latina en conjunto y el registro del cambio político para cada país.

Un dato que resalta el informe es que “nunca antes su historia todos los países habían tenido democracias instaladas llevando a cabo procesos electorales de manera continua y periódica. En los albores del siglo XXI, más del 90 por ciento de la población de América Latina vive bajo gobiernos democráticos”, señalaron los redactores del reporte.

PERO LA PRETENDIDA “NORMALIZACIÓN” DEMOCRÁTICA EN AMÉRICA LATINA CONTRASTA CON LA INSATISFACCIÓN CON ESTE SISTEMA POLÍTICO

Obviamente la insatisfacción de los latinoamericanos con su sistema político tiene qué ver con su realidad socio-histórica. Sólo 31 por ciento de los habitantes de Latinoamérica se siente representado por el gobierno y apenas 23 de cada 100 se siente representado en el Congreso, “lo que muestra la magnitud de la crisis de representación en que estamos inmersos”, dice el informe Latinobarómetro 2015.

Además, la gran mayoría de latinoamericanos piensa que se gobierna no para el pueblo (29 por ciento), pues 71 por ciento cree que se gobierna para “unos cuantos poderosos en su propio beneficio”. La percepción de que se gobierna para los ricos y poderosos es especialmente alta en México y Brasil. En nuestra nación 79 de cada 100, en tanto que 88 de cada 100 brasileños cree lo mismo.

Sin duda la respuesta anterior está relacionada con la percepción de la distribución de la riqueza. En toda América Latina solo 22 por ciento piensa que es “muy justa” y “justa”, en México sólo 17 por ciento, en Brasil 8 por ciento y en Chile únicamente 5 de cada 100. Dicho de otro modo: la mayoría cree que se gobierna para un reducido grupo de poderosos que se queda con la riqueza socialmente producida.

Si bien dos terceras partes de los latinoamericanos están insatisfechos con su sistema político, en México ganamos la carrera de la insatisfacción por largo trecho: 81 por ciento de los mexicanos están insatisfechos con la “democracia”. Es México, además, el país más desconfiado al sistema electoral, pues apenas 26 por ciento cree que las elecciones son limpias, contra 47 por ciento de promedio en América Latina.

Los resultados no deben de sorprender. Con elecciones fraudulentas en 1988 y 2006, con escándalos de corrupción en todos los gobiernos, con evidencias de que se gobierna para los ricos, con muestras de que la pobreza aumenta al tiempo de que los ricos se hacen más ricos, ¿quién va a estar satisfecho con este régimen que llaman democrático? Solamente los que se benefician de este sistema de dominación que produce y perpetua las desigualdades. Pero la insatisfacción no se cruza de brazos, sale a las calles a reclamar un orden social más justo y verdaderamente democrático. De ahí la insubordinación que recorre prácticamente todas las geografías del país.
@rmartinmar
EtiquetaRuben
Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.