Dejan solo a Rodolfo Ocampo

1192
0
Compartir
Ocampo Velázquez cumple dos años en prisión por supuesto desvío en SIAPA.

Ocampo Velázquez cumple dos años en prisión por supuesto desvío en SIAPA.

SUS COACUSADOS ENFRENTAN EL PROCESO EN LIBERTAD; EL EX TITULAR DEL SIAPA PRESENTA AMPAROS QUE LE PERMITEN TOMAR TIEMPO

El caso del supuesto millonario desfalco en el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado, (SIAPA), es analizado en el fuero federal, donde el juicio avanza lentamente. Ello le ha dado algo de tiempo a quien fuera titular del organismo, Rodolfo Guadalupe Ocampo Velázquez,quien es el único implicado que se encuentra tras las rejas. Desde hace dos años se encuentra confinado en un área especial del reclusorio metropolitano, mientras sus coacusados enfrentan el proceso en libertad.
 
Por lo visto hasta ahora, Ocampo Velázquez es el único que ha tenido que pagar por la desaseada administración del ex Gobernador Emilio González Márquez.
 
El ex director de SIAPA se encuentra a disposición de los Juzgados Sexto y Noveno de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Jalisco, sendos juicios son por desvío y aprovechamiento de atribuciones y facultades, y peculado, bajo los expedientes 208/2014 y 131/2014; que se derivan de los juicios que enfrentaba por los mismo cargos, ante los Jueces Quinto y Primero del fuero común, quienes declinaron su competencia.
 
En el Juzgado Noveno se lleva el caso del destino inadecuado que se dio a un préstamo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, y en el Juzgado Sexto se lleva el caso de los recursos que no se usaron en infraestructura y más bien se destinaron a gasto corriente.
 
Al momento espera la resolución de los amparos 237/2014 y 75/2014 que se analizan en los Tribunales Quinto y Tercero Unitarios de Jalisco contra los respectivos autos de formal prisión. Cabe señalar que los procesos son dirimidos por jueces de distrito, ya que los recursos económicos, objetos del litigio, son de origen federal y por lo tanto el presunto daño es a la Federación.
 
El desvío asciende a 280 millones de pesos, que se tomaron de un crédito que se destinaría para el programa “Todos con Agua”, y se invirtieron como capital de riesgo en la Bolsa Mexicana de Valores con malos resultados.
 
Así mismo, se utilizaron casi 500 millones de pesos en el  gasto corriente del organismo,principalmente para el pago de la nómina.

  
El peso de “Fofo”

Rodolfo Ocampo es contador público, fue uno de los más cercanos colaboradores del ex gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, con quien mantenía una estrecha relación de amistad, y fungió como coordinador de asesores del Poder Ejecutivo.
 
Su capital político estuvo ligado, de inicio, a la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU); y desde su adhesión a las filas panistas, en 1993, se presumían sus nexos con el líder moral de la Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla López, un estigma que le persiguió todo el tiempo y que no fue bien visto por los panistas de cepa.
 
Era conocido como “el Fofo” por sus compañeros de la Facultad de Contaduría de la Universidad de Guadalajara; su bastión estaba en el Distrito 13, donde creó estructuras masivas de apoyo que lo llevaron a la dirigencia municipal blanquiazul en la capital del estado, durante el periodo 2001-2004; fue diputado local y federal, y en 20 años de carrera política pasó de vivir en una modesta vivienda en la colonia Jardines del Nilo en Tonalá, a una residencia en el fraccionamiento residencial Bugambilias.
 
Algunos de sus correligionarios en la FEU refieren que aún cuando era muy activo, siempre guardó un bajo perfil en cuanto a triunfos de las sociedades de alumnos se refiere; y perdió contra Alberto Castellanos, “el Cone”, en las elecciones por la Facultad de Contaduría; posteriormente, este último se convirtió en el dirigente feuista.
 
Dentro del PAN fue cercano a Fernando Garza, y en unas elecciones internas se enfrentó contra Emilio González por la candidatura a Guadalajara; y se quedó en el camino.
 
 
Su detención

En junio de 2013, Rodolfo Ocampo fue detenido afuera de su domicilio en el fraccionamiento residencial Bugambilias de Zapopan donde personal de la policía Investigadora le hizo de conocimiento que era requerido por la Juez Quinto de lo Penal, Elizabeth Álvarez Lagos.
 
El ex funcionario se mostró desconcertado ante los agentes, aunque sucesos anteriores le daban visos de que podría ser requerido por un juez, sin embargo sus asesores legales nunca le recomendaron recurrir al amparo. Días antes de su aprehensión fue entrevistado y cuestionado por sus comparecencias ante la PGR, “por consejo de mis abogados no puedo declarar, falta claridad en lo que se me señala, vamos a esperar a que se interpongan las querellas anunciadas para enterarme bien de lo que se me acusa y responder de forma amplia y argumentada”, dijo.
 
Cuando se le hizo saber que era requerido por un juez, solicitó hacer una llamada telefónica a sus abogados, pero no se le permitió, los policías lo subieron a uno de sus vehículos en medio de quejas y señalamientos de prepotencia, por parte de familiares que se encontraban con él. Fue llevado directamente a las instalaciones de la Calle 14 en la Zona Industrial, donde se le sometió exámenes médicos y se le remitió a una celda, ahí pasó la noche.
 
Al día siguiente fue enviado, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, al Reclusorio Preventivo de Guadalajara, desde ese momento trascendían otras detenciones, que no se consolidaron.
 
Tres días después de ingresar al reclusorio, apreció en la rejilla de prácticas del Juzgado Quinto de lo Penal, Rodolfo Ocampo vestía una camisa tipo Polo, en color blanco y un pantalón en el reglamentario color caqui; aparentemente inconforme por la nutrida presencia de reporteros, accedió a hablar poco con ellos antes de iniciar la audiencia, luego escuchó que se le dictaba el auto de formal prisión en su contra por los delitos de peculado, desvío de recursos y aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades; por su parte, él, se abstuvo de declarar.
 
Al concluir la audiencia la juzgadora atendió a los comunicadores y les informó que los argumentos de los abogados del ex funcionario eran débiles, “se solicitaron documentos por parte de la defensa; asimismo, el agente del Ministerio Público también aporta documentos; sin embargo, tales documentales de la defensa no alcanzaron un valor suficiente para descifrar los elementos de prueba”.
 
La detención de Rodolfo fue calificada como el “Elbazo de Jalisco”, en alusión a la detención de la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo.
 
Rodolfo se encuentra en la celda 231, se ubica en un área destinada a ex funcionarios, policías, y otras personas que no es conveniente que departan con el resto de la población penitenciaria.
 
En recientes visitas de reporteros ha referido que durante su reclusión ha buscado reordenar su vida y sus prioridades. Al momento funge como el co pastor de la iglesia evangélica en el Centro Penitenciario; donde ha recibido la visita de amigos, y compañeros de su partido: es el caso del regidor panista Jorge Vizcarra y del ex alcalde de Guadalajara, Fernando Garza.
 
El abogado de Ocampo, Marco Antonio Cuevas Contreras, ha referido en entrevistas que su cliente actuó dentro del marco legal, ya que el artículo 6 de la Ley de Deuda Pública, permite “redireccionar los recursos cuando se trata de situaciones de contingencia o emergencia”.
 

De qué se le acusa

El cargo de peculado se finca cuando cualquier servidor público distrae, para usos propios o ajenos, dinero, valores, fincas o cualquiera otra cosa perteneciente al Estado o Municipio.
 
Mientras que el desvío y aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades es el cargo que se finca al servidor público que, de manera indebida, destina los fondos recibidos a su encargo, a una aplicación pública distinta de aquella a que se hubiesen designado, o que hiciere con ellos un pago ilegal.
 
En el expediente analizado el tribunal unitario se expone que el 25 de mayo de 2007 se autorizó al Director General del SIAPA para que gestionara y obtuviera un crédito de mil 200 millones de pesos, que habrían de destinarse a abatir el rezago de infraestructura hidráulica en la zona metropolitana de Guadalajara; el 6 de mayo de 2008 se celebró el contrato con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, (BANOBRAS).
 
El documento señala, también, que el 18 de julio de 2008, se realizó un retiro por 280 millones de pesos que se entregaron en beneficio de Scotia Inverlat Casa de Inversión, con lo que se acredita el desvío de recursos públicos, ya que invirtieron en la bolsa de valores. Se acredita un contrato intermediación bursátil, celebrado por el grupo financiero y el Sistema Intermunicipal para los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado por conducto de Ocampo y el Gerente de Finanzas, Mario Alberto Juárez.
 
En el expediente se señala que a esa inversión con recursos públicos, se le dio una finalidad distinta como lo era una inversión en bolsa, lo que derivó en una pérdida importante para el SIAPA. Asimismo, en los contratos de Intermediación Bursátil se expone que tanto Rodolfo Ocampo, como el Director de Finanzas y la Tesorera Diana Julieta Rodríguez, en su carácter de servidores públicos, dieron órdenes a la casa de bolsa para comprar y/o vender valores a través de un cruce con la Bolsa Mexicana de Valores y además asumieron los riesgos que esto implicaba.
 
Ese dinero debió destinarse al abatimiento del rezago en infraestructura hidráulica en la Zona Metropolitana de Guadalajara y, por consiguiente, a la incorporación de colonias que aún no contaban con los servicios de agua potable y alcantarillado
 
El otro proceso penal se deriva de la denuncia presentada el 17 de mayo de 2011, en la Delegación de la Procuraduría General de la República en Jalisco, por Juan Manuel Estrada Juárez, Presidente de la Fundación Find y/o Salvador Cosío Gaona, en su carácter de Presidente de la asociación civil Conciencia Cívica.
 
siapa

Recursos del SIAPA tuvieron una aplicación distinta de la que fueron asignados.

Los activistas presentaron una denuncia de hechos en contra del ex titular del SIAPA; de la entonces Tesorera del organismo; y del otrora Gerente de Finanzas del mismo, por la probable comisión del delito de peculado –previsto en el artículo 223 del Código Penal Federal–, por el desvío de recursos por el monto de 400 millones de pesos del fondo destinado al programa “Todos con Agua”; en la Agencia Federal número tres de Procedimientos Penales “A” de la PGR, se abrió la averiguación previa AP/JAL/GDL/AG3/MII/2473/2011.

 
En el expediente se incluyeron casi cien señalamientos de una auditoría que hizo el ex contralor del SIAPA, Pedro Humberto Garza; entre las irregularidades destaca la asignación de obras a empresas que no eran constructoras, algunas obras sin licitar, además de otras que no tenían relación con temas de agua potable y alcantarillado.
 
De acuerdo con el área jurídica del SIAPA de la administración pasada, del capital internacional solicitado para las acciones del programa “Todos con Agua”, sólo se usaron 704 millones de pesos.
 
 
 Coacusados, en la calle
 
Los procesos que se iniciaron al ex titular del Sistema Intermunicipal para los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), Rodolfo Ocampo Velázquez en los juzgados Sexto y Noveno de Procesos penales Federales, tienen como coacusados de éste, a tres personas que fueron sus subalternos en el organismo.
 
Se trata de la ex Tesorera, Diana Julieta Rodríguez; del ex Gerente de Finanzas del mismo, Mario Alberto Juárez Bravo, y la ex Administradora de Presupuestos, Carolina Elizabeth Núñez Solís; quienes no han pisado las celdas gracias a la interposición de juicios de garantías contra las órdenes de aprehensión, lo que ha permitido que enfrenten los juicios en libertad.
 
Los amparos se les concedieron en consideración a que los juzgadores que los requieren violentaron sus derechos al emitir las respectivas órdenes de aprehensión, ya que no se acredita el beneficio que, como funcionarios, habrían obtenido.
 
Cuando Ocampo asumió la dirección del SIAPA, el ex Gobernador González Márquez utilizó el organismo como agencia de colocaciones, fueron despedidos técnicos especializados del organismo y se les substituyó con políticos de carrera, quienes tenían un mínimo, y casi nulo, conocimiento del manejo de una empresa pública de abastecimiento y saneamiento de agua potable.
 
Fueron más de 200 los panistas cobijados en el organismo, y en el reparto de espacios se benefició al entonces dirigente estatal del PAN, Eduardo Rosales; quien posicionó a Mario Alberto y a Diana Julieta.
 
Sólo una de las coacusadas, trascendió la administración panista a priista, se trata de la ex administradora de presupuesto, Carolina Elizabeth Núñez Solís; quien luego que Ocampo dejó la dirección del SIAPA, fungió como tesorera; y luego dio el salto a la Comisión Estatal del Agua, como directora de planeación estratégica, donde permaneció hasta noviembre de 2013.
 
 
Hay 60 averiguaciones contra ex funcionarios

Por otra parte existen 60 averiguaciones previas en curso contra ex funcionarios estatales, de las cuales sólo cuatro fueron consignadas, y se trata de las relacionadas al SIAPA.
 
El Fiscal General Eduardo Almaguer refiere que se trata de servidores públicos que laboraron en la administración estatal del ex gobernador González Márquez. Las investigaciones estuvieron estancadas por falta de personal en el área encargada, hasta su llegada al frente de la dependencia.
 
Anticipa que los cargos de los ex funcionarios van desde alcaldes, síndicos, regidores, directores y hasta diputados.
 
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox