Limón pronuncia ardor de los Barba

1399
0
Compartir
María Elena Limón, en su toma de protesta como alcaldesa de Tlaquepaque.

María Elena Limón, en su toma de protesta como alcaldesa de Tlaquepaque.

TERMINAN GOBIERNOS DE “POLÍTICOS PROFESIONALES”, DICE LA ALCALDESA DE TLAQUEPAQUE

No hay fecha que no se cumpla: al menos por ahora, la era de los Barba llegó a su fin en San Pedro Tlaquepaque. María Elena Limón tomó protesta como nueva alcaldesa. Es la primera mujer en llegar a la Presidencia. La mujer que mandó al “Güicho”, compadre del Fredy, a la deshonrosa banca de la oposición. Deshonrosa porque todos creían que Tlaquepaque era propiedad de los Barba.

En el evento protocolario, se notó serio al alcalde saliente, Alfredo Barba Mariscal. “El Fredy” estuvo muy callado. Desde que se llevó a cabo la jornada electoral, el 7 de junio pasado, se ha mantenido distante. En su tercer informe de Gobierno expresó su desconcierto de que el PRI haya perdido la alcaldía de Tlaquepaque, bastión de la familia Barba.

Ahora, Elena Limón se convierte en la primera alcaldesa que llega a Tlaquepaque por medio de elecciones. Cuando el blanquiazul Hernán Cortés era alcalde, en el período 2007–2009, pidió licencia para buscar la dirigencia estatal de su partido. En su lugar, quedó María del Rosario Velázquez Hernández, quien se desempeñaba como síndico.  Ella se convirtió en la primera mujer en gobernar, en un ciclo corto y de manera interina.

Como principal competencia, Elena Limón tenía al ex candidato del PRI, Luis Córdova y a la ex abanderada del Partido Acción Nacional (PAN), Lucía Pérez Camarena; ambos ya se desempeñan como regidores en esta nueva administración. A Luis, “El Güicho” pese a sus amigos, se le ha visto triste, un poco ido, cargando la amarga derrota. ¿Cuándo iba a pensar el personero del Fredy que iba a perder frente a la señora Limón?

“Particularmente esta gratitud a los grupos femeninos que se movilizaron con singular entusiasmo y entrega; esta mujer que les habla, que llega a esta toma de posesión, no llegó sólo por un logro personal, sino por el resonante triunfo de miles de mujeres tlaquepaquenses, valientes que decidieron creer en la movilización ciudadana, pero también se debe a miles de hombres que se apartaron de las visiones anacrónicas y enfermizas del machismo”, dijo Limón en su discurso

La hoy Alcaldesa estuvo antes en Acción Nacional, cercana al gobierno del ex mandatario estatal Emilio González Márquez.

En un ámbito más personal, pero que al ser funcionaria se convirtieron públicos, ha mantenido viajes a lugares exóticos y costosos; incluso, cuando acabaron las elecciones y quedó electa, se fue de viaje, lo que retrasó la entrega–recepción del municipio. Durante una entrevista a Alfredo Barba acerca de este tema, a principios del mes de septiembre, se mostró hasta molesto porque Limón se fue de viaje y ahora quería todo rápido.

“No soy una política profesional, soy una ciudadana que vivo y he caminado estas calles desde niña, de la mano de mi padre que fue un alfarero”. 

En su Gabinete la alcaldesa se rodea de diferentes personajes con experiencia. Uno de los personajes políticos con más trayectoria y a quien se le ha considerado tiene congruencia en sus ideales y es cercano a Enrique Alfaro, es el jefe de Gabinete, Esteban Garaiz. Él llegó a ser el primer presidente de Alianza Ciudadana, organismo que también ha encabezado el alcalde de Guadalajara.

En la secretaría general llegó el representante de Movimiento Ciudadano ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Gustavo Flores Llamas.

También se escogió como comisario de Seguridad a alguien que ya tiene experiencia en este ámbito: Martín Maldonado Juárez, que ha estado en el municipio de Tlajomulco.

María Elena Limón se llevó aplausos ante los cientos de personas que estaban en El Refugio al decir que ya no habría más “políticos profesionales” en Tlaquepaque. Es decir, de forma indirecta, que ya no gobernaría el PRI ni los Barba.

Pero desde el primer día de su gobierno, tanto ella como el equipo de regidores de oposición pertenecientes al Revolucionario Institucional se enfrascaron en una batalla.

Para comenzar, acusó que todavía no les entregaban las oficinas y que el DIF Tlaquepaque había sido saqueado por los mismos funcionarios; ni las redes sociales del municipio le fueron entregadas.

La primera sesión de Cabildo no se pudo llevar a cabo en el Ayuntamiento, porque no tenían disponibles las oficinas, sino que solicitaron hacerlo en El Refugio. Con dos horas de atraso y la bancada edilicia del PRI ausente, se inició la sesión en la que se aprobaron a los que ocuparían el cargo de secretario general, contralor y tesorero.

Aunque supondría que este 1 de octubre transcurriera en paz, no fue así. Una vez que fue evidente la ausencia de los priistas, se defendieron en voz de Luis Córdova. Va comenzando la administración y hay desacuerdos: aseguran que la presidenta debió apegarse a la normatividad del Ayuntamiento y convocar a una sesión con 24 horas antes y con la orden del día. Es lo que viene. Hay que acostumbrarse.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox