Encuestitis

667
0
Compartir
notas_idpreview_4888_2378

Es importante tener cuidado con las encuestas y, especial­mente, con la lectura que se hace de las mismas.

OBSERVATORIOS DE MEDIOS COMO EL QUID, DEL ITESO, REVISAN LA RIGUROSIDAD CIENTÍFICA Y EL PAPEL QUE JUEGAN LOS SONDEOS

Luego de la experiencia de las elecciones de 2012, parecía que las empresas encuestadoras, y en especial los medios de comunicación que las publicaron, tendrían que reinventarse para recu­perar credibilidad. Los graves errores que se cometieron, en lo que pareció un intento de favorecer a determinados candidatos, llevaron incluso a movimientos internos en periódicos. A escala federal, el periódico Milenio ofreció disculpas a sus lectores, por lo lejos que estuvieron los resultados de su encuesta, elaborada por GEA-ISA, con relación a la elección.

En la elección local suce­dió algo similar. Las encues­tas locales entregaron resul­tados diversos y nuevamente hubo diarios que se alejaron no sólo de los porcentajes, sino de la ubicación de los candidatos.

Pero la lección podría no haberse asumido, pues nuevamente los resultados que se han mostrado en las primeras encuestas que se han dado a conocer, difie­ren considerablemente. Es decir, es un hecho que habrá graves errores, cuando el próximo 7 de junio se conoz­can los resultados finales.

LA ELECCIÓN DE GUADA­LAJARA ES LA QUE CONCENTRA LA ATENCIÓN EN EL ACTUAL PROCESO

En todas las encues­tas que se han publicado, aparece en primer lugar el candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía, En­rique Alfaro Ramírez. Lo que varía es la ventaja que tiene sobre el segundo lugar, el candidato del Partido Revo­lucionario Institucional (PRI), Ricardo Villanueva Lomelí, pero también el papel que jugaría el candidato del Par­tido Acción Nacional (PAN), Alfonso Petersen Farah.

La primera encuesta que se dio a conocer fue la del periódico Milenio, elaborada por la encuestadora Beru­men. Según esta encuesta, la ventaja de Enrique Alfaro sobre Villanueva sería de menos de seis puntos. Esta encuestadora coloca al candidato de MC con 34.3 de las respuestas favorables, cuando al ciudadano se le pregunta por quién votaría, si en este momento fueran las elecciones. El priista, por su parte, tiene 28.6 por ciento, en tanto que Petersen Farah apenas alcanza 8.1 por ciento.

Pero lo que llamó la atención de esta encuesta, es que mide la percepción de triunfo y, según sus respues­tas, 32.4 por ciento de quie­nes contestaron dicen que ganaría Villanueva Lomelí, en tanto que 30 por ciento Enrique Alfaro. También saca la votación efectiva, es decir, eliminando los votos nulos y de quienes no quisieron responder, lo que dejaría a Enrique Alfaro con una ventaja menor, de 44.9 por ciento, por 41.3 por ciento de Villanueva.

Por su parte, el periódico El Universal, con una encues­ta realizada directamente entre los días 27 y 30 de mar­zo pasados, le da una mayor ventaja a Enrique Alfaro, de 45 puntos, por 37.7 de Ricar­do Villanueva. Petersen Farah aparece con 11.7 puntos.

También el periódico Mural encuestó directamen­te. En sus resultados, Enrique Alfaro tiene una mayor ven­taja, de 33 puntos por 23 de Ricardo Villanueva. En tanto, el panista Alfonso Petersen aparece más abajo, con 8 puntos, al igual que en la de Milenio.

La que defini­tivamente arrojó resultados distintos, es la elaborada por la empresa Consultoría y Análisis de Merca­dos, publicada por el periódico El Occidental, en la que se afirma sería una elec­ción de “tercios” y la ventaja de Enrique Alfaro es menor a dos puntos.

Según este diario, vota­rían por Alfaro Ramírez 23.25 por ciento de los ciudada­nos, mientras que Ricardo Villanueva aparece con 21.45, y Alfonso Petersen con 19.35 puntos.

DIFERENCIAS COMO ÉSTAS YA SE HABÍAN REGISTRADO EN LAS ELECCIONES DE 2012, LO QUE LLEVÓ AL DESCRÉDITO DE LAS ENCUESTAS

Este problema fue docu­mentado en un estudio ela­borado por el observatorio de medios Quid, del Instituto Tecnológico de Educación Superior de Occidente (ITE­SO), el cual hizo una revisión de lo sucedido en torno a la elección de 2012 en Jalisco, en el proceso para decidir quién sería el gobernador de la entidad.

La revisión, hecha del 14 de abril al 25 de mayo de 2012, fue coordinada por la académica Magdalena Sofía Palou Córdova. El objetivo de la revisión, se señala en el documento, es analizar y describir lo que sucedió en torno a las encuestas de opinión, para determinar su consistencia científica y el papel que éstas jugaron en el debate.

En total, se revisaron 149 publicaciones relacionadas con encuestas, publicadas en los periódicos Mural, El Infor­mador, Occidental, Milenio, Publímetro y La Jornada.

Entre los puntos que se destacan en el estudio de Quid ITESO, está el que los periódicos Milenio y La Jor­nada, con vitrinas metodoló­gicas similares, mantuvieron al candidato del Partido Acción Nacional (PAN) al gobierno del estado, Fer­nando Guzmán Pérez Peláez, como el segundo lugar en las preferencias, mientras que el candidato de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez, aparecía en tercero.
Mural, por su parte, le dio a Enrique Alfaro el segundo lugar, ape­nas a unos puntos de distancia del primero, el priista Jorge Aristó­teles Sandoval.

El tiempo puso a cada quien en su lugar. Aristóteles Sandoval ganó la guberna­tura de manera apretada, con 66,616 votos, por 62,287 de Enrique Alfaro. Muy lejos quedó Fernando Guzmán, con apenas 23,795 votos.

Tomando como base lo sucedido hace tres años, ha­brá que andarse con cuidado con las encuestas y, especial­mente, con la lectura que se hace de las mismas.
Etiqueta2015
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox