El pragmatismo dominó al PAN

864
0
Compartir
Detrás de la candidatura de Alfonso Petersen hay un conjunto de fuerzas vinculadas a los blanquiazules que se han aferrado a los cargos públicos.

Detrás de la candidatura de Alfonso Petersen hay un conjunto de fuerzas vinculadas a los blanquiazules que se han aferrado a los cargos públicos.

SE DIERON CUENTA QUE NO ALCANZARÍAN A RECUPERARSE DE LA DERROTA DEL 2012, CUANDO PERDIERON LA GUBERNATURA, Y DECIDIERON APOSTAR POR LA SOBREVIVENCIA

Algo que es evidente en la forma en que el Partido Acción Nacional (PAN) ha ido pre­parándose para los comicios de este año, es que decidieron ser prácticos. Se dieron cuenta que no alcanzarían a recuper­arse de la derrota del 2012, cuando perdieron la guberna­tura, y decidieron apostar por la sobrevivencia. Así, grupos panistas antagónicos pudieron hacer acuerdos y, renunciando incluso a las posibilidades de pelear algunos municipios, apostaron a meter regidores.

En los acuerdos, salieron ganadores el grupo que tiene el control del comité estatal, el senador José María Martínez y, además, se puede destacar el regreso de algunos inte­grantes del llamado “grupo Zapopan”.

El ejemplo más claro de cómo se tejieron estos acuerdos, es el del candidato a la presidencia municipal de Guadalajara, Alfonso Petersen Farah. Aunque es un pani­sta más bien vinculado a los grupos tradicionales, e incluso a algunos panistas que siguen defendiendo a capa y espada la doctrina blanquiazul, detrás de su candidatura hay un conjunto de fuerzas más bien vinculadas a los blanquiazules que se han aferrado a los cargos públicos.

De hecho, el acuerdo se dio hace varios meses y sobre­vivió a los intentos de otros grupos, con menor fuerza, que lograron poner obstáculos para obligar al PAN a ir a una elección abierta y descartar el “dedazo”. Los tribunales dieron a César Madrigal Díaz y a Tomás Coronado Olmos la posibilidad de ir a una elección interna, que sabían no la iban a ganar.

BASTA REVISAR LA PLANILLA DE ALFONSO PETERSEN, PARA SABER QUE LOS GRUPOS QUE TIENEN EL CONTROL SOBRE LA MILITANCIA YA HABÍAN TOMADO UNA DECISIÓN

Semanas atrás, en una charla de café, uno de los ex gobernadores panistas re­flexionaba sobre los acuerdos que llevaron a Petersen a la candidatura. Su conclusión fue que el ex alcalde no había aprendido la lección, pues cuando estuvo al frente del Ayuntamiento llegó con una fracción de regidores sobre la que no tuvo control y que pasó la mayor parte de la Administración extorsion­ándolo para respaldar sus propuestas. Incluso, tuvo que ser rescatado, incorporándolo al Gabinete estatal.

Ahora, aseguró el ex mandatario, será peor: no tiene posibilidades de ganar y encabezará una fracción que se arreglará directamente con el alcalde en turno, dejando al PAN tres años más sin posi­bilidades de rehacerse en Guadalajara.

Los dos primeros hombres en la lista de candidatos a regidores de Alfonso Petersen, son vinculados al que una vez fue llamado “grupo Zapopan”, del que también formaron parte Fernando Garza, Alfredo Ar­güelles y Rodolfo Ocampo. De esa corriente salió Juan Carlos Márquez, número uno en la planilla. Y ese grupo ha impul­sado a Irving Ávila, que ocupa la posición número tres.

Los acuerdos también apuntaron a otros municipios de la zona metropolitana de Guadalajara. Después de hacer algunas mediciones, los panistas se dieron cuenta que su mejor posibilidad era el diputado local Guillermo Martínez Mora, a quien práctica­mente devolvieron de la puerta que estaba dispuesto a cruzar, para incorporarse a Mov­imiento Ciudadano.

El candidato panista a Tonalá, Jorge Vizcarra.

El candidato panista a Tonalá, Jorge Vizcarra.

Otro caso de pragmatismo se dio en Tonalá. En las encues­tas, el mejor posicionado es el ex alcalde Jorge Vizcarra, por lo que los panistas decidieron olvidarse de los problemas que generaría su conflictivo paso por la alcaldía tonalteca y lo impulsaron.

También la dirigencia estatal del PAN se reconcilió con el diputado local Juan José Cuevas, quien incluso en algún momento hizo alianza con Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado, ofrecién­dole la candidatura en Puerto Vallarta sin resistencias, sabi­endo que es la carta que puede permitirles volver a gobernar ese municipio.

Las alianzas que se alcanzaron les permitieron el triunfo en el proceso interno en casi todos los distritos locales.

El comité estatal se quedó con los distritos locales 1, 2, 3, 4, 5, 7, 9, 10, 11, 15, 16, 17, 18 y 19, mientras que José María Mar­tínez logró que sus candidatos se queden con los distritos 6, 8, 12, 13, 14 y 20.

Incluso, se generó un con­flicto al interior del Congreso del Estado, donde el ex coordi­nador Gildardo Guerrero había aceptado pedir licencia para dejar el cargo por lo que resta de la Legislatura, a cambio de designar candidato a diputado local en el distrito 12. Como eso no sucedió y se postulará a Carlos Arias, un candidato de José María Martínez, el viernes pasado Guerrero regresó al Congreso.

El Comité Estatal también logró quedarse con los candida­tos a diputados federales en los distritos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8, 9, 11, 12, 13, 15, 16, 17 y 18
Etiqueta2015PAN
Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.